FalcónGenerales

Reina la inconsciencia en el centro de Punto Fijo

En algunos comercios se observa el cumplimiento de la desinfección de manos y la medición de la temperatura, pero se evidencia la falta de distanciamiento social.


Los ciudadanos no terminan de entender el riesgo que los lleva el no cumplir las medidas de bioseguridad dentro de los comercios y en los lugares públicos, este viernes se observó cómo los compradores incumplen el distanciamiento social en el centro de Punto Fijo donde está la mayor actividad comercial.

No obstante, algunos comerciantes aseguraron que se han encargado de obligar a los clientes a seguir el protocolo.

Aunque el alcalde de Carirubana, Alcides Goitía aseguró que haría cumplir el protocolo de bioseguridad, las personas continúan «haciendo de las suyas», y esto se debe a que no hay control policial en las calles del casco central que obligue u oriente a los compradores a cumplir la normativa que fueron implementadas por el bienestar de todos y para prevenir la propagación del contagio.

Riesgo: es evidente el incumplimiento del distanciamiento en los comercios del casco central de la ciudad.

Son pocos los establecimientos que cumplen las medidas de bioseguridad: desinfección de manos y el chequeo de la temperatura; sin embargo la aglomeración de personas y la falta de distanciamiento dentro de los establecimientos es evidente, pese a que los ciudadanos están conscientes del riesgo que corren y al que someten a sus familiares.

Preocupación

La ama de casa Juana Díaz, denunció que en la mayoría de los comercios no se cumple el distanciamiento social, agregó que «a los comerciantes lo que les importa es vender y dejan que la gente se aglomere dentro de los locales, sin pensar en que ellos también pueden contagiarse», manifestó.

Alletti Medina: “de nada sirve que algunos nos cuidemos y otros no, la ideas es que todos seamos prevenidos para no tener que lamentar más adelante”.

Por su parte, Alletti Medina, recomendó que los organismos de seguridad deberían estar por las calles corrigiendo a las personas que utilizan el tapabocas de forma incorrecta.

«En algunos establecimientos cumplen el protocolo para entrar, pero la aglomeración de personas termina por dejar sin efecto las medidas que toman», puntualizó.

Sarammi de González: “esta semana el centro ha estado colapsado y el gobierno habla de hacer cumplir las medidas de bioseguridad y ni un policía se observa en las calles”.

Para la señora Sarammi de González, el relajo de gente en este temporada se va a reflejar en enero cuando la cifras de contagios en la región sean alarmantes.

«Hay necesidad, eso se entiende, pero debemos ser consciente porque si nosotros no nos cuidamos nadie lo va hacer; además exponernos nos lleva a arriesgar a nuestros familiares», explicó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar