Generales

Amor y responsabilidad son esenciales en los docentes

Estos profesionales se convierten en un ser inolvidable para sus alumnos. Son los responsables de promover una sociedad justa, unida y pacífica.


Transmitir conocimientos, desarrollar habilidades, compartir experiencias; enseñar a niños, adolescentes y jóvenes a leer, escribir, sumar, restar, física, química, literatura, historia entre otras, es parte de la vida diaria de un educador.

Todos esos años de formación, de arduo trabajo que se transforma en experiencia, trascienden cuando se imparte conocimiento en el aula, dándole ese estilo especial e irrepetible que cada docente tiene.

Archivo Nuevo Día.

Lo anterior es de gran valor, de gran reconocimiento, pero una verdadera vocación es cuando el maestro va más allá de eso y logra ser ejemplo para sus alumnos no sólo siendo un maestro que enseña, sino un maestro del cual se aprende.

Una guía, una persona que escucha, que entiende, que sabe detectar alguna problemática y que otorga un buen consejo a tiempo, que fomenta y practica valores universales que promuevan una sociedad justa, unida y pacífica.

Alta inasistencia año escolar 2018-2019
Archivo Nuevo Día.

Así es cuando el maestro se convierte en un ser entrañable e inolvidable. Aquel que merece toda nuestra admiración por jugar un papel fundamental en nuestras vidas y en las vidas de nuestros hijos.

Una persona que sabe de responsabilidad, de entrega, de profesionalismo, pero sobre todo, de amor y respeto por el ser humano.

Una persona que se preocupa y ocupa en los demás; y así lo afirmaron los ciudadanos al ser consultados sobre: ¿Cuál debe  ser el maestro ideal y cuál de sus docentes recuerda con más cariño?. 

Foto / Cherry Domínguez

Gustavo Rivero: “Un maestro debe estar preparado no solo académicamente sino en valores, donde el amor y el respeto son fundamentales porque ellos tiene la capacidad de formar a los diferentes profesionales que construyen un país, y mi maestra de primaria fue una de esas docentes”.

Foto / Cherry Domínguez.

Koni Colina: “La responsabilidad es fundamental porque la educación logra ciudadanos más comprometidos y el maestro es instrumento vital para ello,  su vocación de servicio hacia los demás transforma de manera positiva el entorno. Recuerdo con cariño a varias maestras durante toda mi formación y ahora las docentes de mis hijos”.

Foto / Cherry Domínguez.

Marisela Hernández: “La labor de un maestro siempre dejará una huella imborrable por eso el amor, la responsabilidad, el respeto y la paciencia son pilares en el proceso de enseñanza; y en eso lo aprendí de mi maestra de preescolar” .

Foto / Cherry Domínguez.

Alcides Valles: “El docente debe ser comprensivo, amoroso y responsable porque es un segundo padre para el alumno, en sus manos está la formación de la humanidad. Mis maestras de preescolar y primaria son las que más recuerdo”.

Etiquetas
Mostrar más

Marianny Chiquito

Ser Periodista, es Ser un Invitad@ VIP de la Noticia.!!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar