Especiales

10 claves esenciales de la escuela del futuro

Nadie sabe cómo será la escuela que viene. La educación vive una metamorfosis nunca antes experimentada en la historia moderna.


En plena explosión de la crisis educativa por la pandemia de la COVID-19, es necesario encontrar voces que aporten luz a lo que ahora ocurre.

La sociedad está cambiando, el mundo sufre una transformación abrumadora y la educación vive una metamorfosis nunca antes experimentada en la historia moderna.

1. Defendemos la escuela como un lugar de esperanza y posibilidad. La escuela nos pone en relación  y vincula con los saberes que nos permiten comprender y actuar sobre el mundo. La escuela cumple un papel fundamental atenuando nuestras fragilidades, suspendiendo las desigualdades y las profecías del fracaso. Es el espacio para aprender a vivir esperanzados.

2. La escuela es insustituible, pero la escuela sola no puede. Todos tenemos una responsabilidad compartida por la educación y trabajamos para que la escuela que viene sea la escuela que todos necesitamos y queremos, que sea la escuela de todos.

3. Impulsar la metodología y evaluación de los aprendizajes. El mundo ha vivido distintas etapas de escalada y confinamiento en crisis, pero el reto aún no ha concluido. El proceso de enseñanza y aprendizaje es un diálogo donde la confianza, el respeto y el afecto deben primar más que nunca ante las desigualdades y la crisis, poniéndose a la altura de contenidos y competencias, antes y después. El éxito escolar depende, más que nunca, del cuidado.

4. Los propósitos y objetivos educativos son los que deben guiar la transformación hacia una escuela digital. Las tecnologías digitales multiplican las oportunidades a una gran velocidad, a un ritmo que apenas logramos registrar. En este camino, son las grandes preguntas educativas las que pueden ayudarnos a que las tecnologías digitales estén al servicio de la enseñanza y el aprendizaje de todos los estudiantes. La pedagogía y la política son dos aliados claves para dar el sentido a este recorrido.

5. Reconocer a las diferentes escuelas digitales. La multiplicación de oportunidades del mundo digital radica tanto en su potencial para escalar como en la posibilidad de adaptar los procesos de aprendizaje, las instancias de acompañamiento y las capacidades de gestión.

6. Distinguir diferentes formas de desigualdad. La escuela que viene debe contemplar el potencial digital en busca de un mayor acceso y calidad educativa.

7. La innovación y la dotación de las escuelas son vitales. La crisis ha afectado a todos globalmente, pero las soluciones solo son practicables en cada realidad, dando autonomía a las escuelas; una autonomía que debe acompañarse de los recursos necesarios.

8. En la escuela ante todo se educa. La escuela no es un lugar cualquiera de aprendizaje y el aprendizaje escolar no es cualquier tipo de aprendizaje. En la escuela aprendemos a estar juntos para hacer cosas en común. La escuela aprendemos a través de relaciones, vínculos y afectos.

9. Impulso de las comunidades educativas. La escuela no es un edificio, ni un lugar concreto. La escuela nace donde ocurren los aprendizajes.

10. La escuela que tiene sentido es la que tiene sentido para todos. La escuela debe desarrollar habilidades como la autonomía, reflexión crítica, la atención o el cuidado hacia los otros. La escuela debe ser un lugar de emancipación, que fomente una enseñanza socialmente justa y no deje a nadie atrás.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar