Opinión

Luis Aparicio Montiel, Hall de la Fama

Diez mil personas escucharon en el parque Universitario, el anuncio y comenzaron a cantar el Himno Nacional.


En 1984, Luis Aparicio Montiel es exaltado al Hall de la Fama de Cooperstown, convirtiéndose en el primer venezolano y el cuarto latinoamericano detrás de figuras como Martin Dihigo, Roberto Clemente y Juan Marichal.

Todo comenzó cuando Luis Aparicio “El Grande de Maracaibo” entregó el guante a su hijo en aquel encuentro del 18 de noviembre de 1953 en el estadio Olímpico de Maracaibo, entre el Gavilanes y el Pastora donde Luis Aparicio Jr. hizo su debut como jugador profesional.

Esa fue la única oportunidad donde pudieron estar juntos en un campo de beisbol profesional padre e hijo y la oportunidad de Luis Aparicio Montiel de tomar la bandera como pelotero profesional y además jugar el campocorto.

El 17 de abril de 1956, cuando habían transcurrido tres años casi de aquel
encuentro de la Chinita en 1953, el joven Luis Aparicio hace su debut en las
Grandes Ligas, sustituía a un compatriota suyo, que ahora estaba con los Indios de Cleveland Alfonso Carrasquel.

Coincidencialmente, la primera aparición de Luis Aparicio en la gran carpa con Medias Blancas de Chicago fue frente a los Indios de Cleveland y en el
campocorto estaba Carrasquel.

En ese partido se realizaron dos jugadas de dobleplay y en ambas participaron los venezolanos.

Luis Aparicio estuvo hasta 1962 con los Medias Blancas y pasó a los Orioles de Baltimore hasta 1967 cuando volvió a Chicago y en 1971 vistió el uniforme de Boston.

En total participo en 18 temporadas en el mejor beisbol del mundo,
dejando un gran número de records.

Diez mil personas escucharon en el parque Universitario, el anuncio de que Luis Aparicio había sido exaltado al Salón de la Fama y comenzaron a cantar el Himno Nacional.

Delio Amado León con una gran emoción había difundido la noticia por
el circuito radial de los Leones del Caracas y Luis Aparicio que escuchaba la
transmisión de regreso a uno de los parques del interior, se enteró de que era uno de los inmortales del beisbol.

El 10 de enero de 1984, Luis Aparicio se convirtió en el campocorto número trece en ingresar al Salón de la Fama y el sexto que lo hace por la puerta grande al lograr 404 votos de los miembros de la Asociación de Escritores del Beisbol en Norte América.

En el grupo de los doce campocortos que preceden a Luis Aparicio en
Cooperstown, pueden señalarse nombres verdaderamente famosos como Honus Wagner, Rabbit Maranville, Luke Apling y Joe Cronnin.

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar