Emprendimiento

La Chilindrina, chicha con sabor especial

Chicha La Chilindrina tienen una preparación y sabor especial que las hace únicas en el mercado.


La situación económica que atraviesan las familias venezolanas conllevan a las personas a ingeniárselas para obtener recursos y apoyar en la economía  del hogar en la mayoría de los casos, y en otras ocasiones para ayudarse en la formación profesional.

Tal es el caso de Alejandra Claret Álvarez Cayama, una bella, alegre y enérgica joven que estudia Desarrollo Empresarial y al mismo tiempo relaciones industriales. Sus padres son pensionados y el ingreso que había en el hogar no le permitían continuar con sus estudios.

Es así que junto a una amiga de la infancia de nombre Gabriela de Los Ángeles Alcalá Bello, deciden emprender su propio negocio con los conocimientos adquiridos en el hogar desde que eran pequeñas.

Las jóvenes consiguieron que un  familiar les apoyara con un crédito para adquirir un carrito de madera al que poco a poco van adecuando hasta ponerle la marca a su producto que llevará por nombre: La Chilindrina.

El par de chicas están situadas en la avenida General Pelayo de Puerta Maravén con la extensión de la avenida 6 de la Comunidad Cardón. En plena esquina están las hermosas jóvenes ofreciendo su chicha con un entusiasmo especial con el trato a sus clientes.

Claret Álvarez Cayama estudia a distancia por la situación de pandemia que atraviesa el país y su compañera Gabriela de Los Ángeles asiste a clases de medicina las cuales tienen que ser presencial y muchas veces una de ellas tiene que atender sola el negocio.

Comenzaron el 13 de diciembre a vender sus chichas. El primer día se quedaron sorprendidas por las buenas ventas que obtuvieron y hasta la fecha se han mantenido. “Ya la gente nos conoce. El día que no venimos preguntan por nosotros. Tenemos nuestros clientes”, afirmó la joven emprendedora.

Emprender no es fácil

Para Alejandra Claret Álvarez no ha sido fácil emprender a pesar que no trabaja sola. “No es solo venir a vender. Es el trabajo que hacemos en la casa para preparar la chicha. El tiempo que no estamos de frente en el negocio, estamos en nuestros hogares preparando para el otro día”, expuso.

Los conocimientos de preparar chicha lo obtuvieron de sus padres. “Para nosotros es algo sabroso y nutritivo que nos preparaban papá y mamá, y ahora decidimos compartir el producto, más no la receta”, argumentó.

Alejandra Claret refiere que sus chichas tienen una preparación y sabor especial que las hacen únicas en el mercado, y adicional a ello, le echan canela, leche condesada y chispas de chocolates, todo al gusto del cliente.

Entre las metas de las jóvenes emprendedores es llevar a sus sabores a otras comunidades del municipio Carirubana para ofrecer el sabor de la marca, La Chilindrina, la cual surgió en el sector Pedro Manuel Arcaya, lugar donde viven.

Si deseas un pedido por mayor lo puedes solicitar por el número: 0414-6708233 y si deseas saborearla en la avenida General Pelayo donde pronto ofrecerán con más topping.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar