Tecnología

Conozca cómo serán las cámaras del futuro

La robotización y el uso de la inteligencia artificial son algunas de las cosas que podrían llegar a una nueva generación de máquinas, la caída de ventas obliga a reinventarlas.


Cuando Polaroid dejó de producir sus cámaras instantáneas parecía el final de la fotografía instantánea química. Pero el tiempo demostró que había un mercado importante para esa vieja tecnología. Una oportunidad que aprovechó Fuji y años después los actuales propietarios de Polaroid Originals. 

Takeshi Tokura, gerente general de la división de negocios de comunicación de imágenes de Canon, ha manifestado en una entrevista que la empresa ha comenzado a prepararse para un escenario en el que las ventas de cámaras será de 10 millones de unidades al año. Sumando a todas las firmas del sector. El ocho por ciento de la cifra que se vendía en 2010. 

camara
Foto / Cortesía

Pero Canon, como seguramente hagan otras empresas, además de seguir produciendo los modelos que mejor se venden, las cámaras de objetivos intercambiables, también quiere seguir explorando nuevos nichos de mercado con cámaras que poco se parecen a las actuales.

Un modelo que parece que está a punto de llegar es la Canon PowerShot PICK.

canon power shot
Foto / Cortesía

Una cámara giratoria que se parece bastante a las de vigilancia que se colocan en el interior de los hogares. Esta cámara cuenta con un software inteligente capaz de detectar escenas que merezca la pena ser fotografiadas o grabadas en vídeo.

Su uso podría tener sentido por ejemplo en fiestas. Aunque la cámara también se puede usar sin que esté fija en un punto y llevarla en la mano. Esta cámara inteligente recuerda a un accesorio lanzado por Sony hace años para cámaras compactas, Party Shot. 

En realidad llevamos ya un tiempo viendo cámaras con diseños y funciones rompedoras. Un buen ejemplo es Power Egg X.

Un drone que se puede convertir en cámara y usar el avanzado sistema de estabilización de su gimbal. Un producto que probamos en su momento. Nos sorprendió por su madurez y buen funcionamiento.

Foto / Cortesía

Precisamente la vía de dotar de movimiento a las cámaras es una de las más interesantes que se puede explorar. Al fin y al cabo drones como el DJI Mini 2 están diseñados para ser cámaras voladoras. 

El peso de este dron, 249 gramos, no es casual: al no llegar a los 250 gramos se puede usar con mayor libertad que drones de mayor peso. También es más sencillo llevarlo encima.

Su cámara, capaz de grabar vídeo 4K, es muy similar a la de los teléfonos de última generación. Incorpora funciones que son un guiño a los fotógrafos, como la grabación de fotos en formato RAW.

En cualquier caso las ventas de cámaras de objetivos intercambiables, sobre todo las sin espejo, parecen seguir siendo el negocio con más futuro de las grandes firmas del sector.

camara nikon
Foto / Cortesía

Incluso las cámaras compactas más avanzadas cada vez tienen menos sentido por el empuje de las cámaras de los teléfonos.

Al no ser, eso sí, que queramos recurrir a un zoom de largo alcance. Una tecnología que sigue sin estar madura en las cámaras de los teléfonos.

Pero incluso en el mercado de las cámaras de objetivos intercambiables se aprecian pequeños cambios.

Sigma, conocida por lanzar cámaras muy exóticas para los estándares del mercado, ha tenido cierto éxito con su cámara Sigma FP de fotograma completo.

Sigma FP
Cortesía

Una de las cámaras más interesantes y peculiares que se han lanzado en los últimos dos años.

Muchos se preguntan porque las innovaciones que vemos en las cámaras de los teléfonos no se trasladan a las cámaras de objetivos intercambiables.

Un problema para lograr algo así está en que estas últimas registran imágenes mucho más ricas en detalles que las de los teléfonos.

Con frecuencia sin comprimir y con una mayor resolución. Por eso se tendrían que usar procesadores de imagen con una potencia de cálculo muy superior a los que emplean los teléfonos. 

Algo que repercutiría en el calentamiento de la cámara y en una menor autonomía energética.

En cualquier caso se han hecho intentos por acercar la tecnología fotográfica de los teléfonos a las cámaras de objetivos intercambiables. Samsung fue la empresa que más decididamente apostó por seguir ese camino.

La Samsung Galaxy NX, presentada en 2013, fue un intento excelente. Una cámara de objetivos intercambiables que incorporaba un sistema operativo Android y conectividad 4G.

samsung galaxy camara
Foto / Cortesía

La cámara equipaba una enorme pantalla táctil. Pero Samsung quizá llegó demasiado tarde con este modelo.

Las ventas de cámaras ya habían comenzado a descender de forma acusada por la irrupción de las cámaras de los teléfonos.

Aunque la NX pudiese cargar aplicaciones de Android y tuviese conectividad 4G, eso no quería decir que a la hora de hacer fotos se beneficiara de los avances en fotografía computacional de los teléfonos.

Light L16 ha sido el intento más serio de trasladar la tecnología de las cámaras de los teléfonos móviles a una cámara de gama media.

camara
Foto / Cortesía

Dotada de 16 cámaras, que podían abarcar sin que nada sobresalga del cuerpo una distancia focal de entre 28 y 150mm, el problema de esta cámara fue que no estaba del todo madura.

Algo en lo que influyó que en su desarrollo no intervino una empresa con grandes recursos.

Pero la Light L16 marcó un camino. No sería extraño ver a algunas de las grandes firmas del sector reinventar sus cámaras compactas usando múltiples cámaras.

Como hoy ya hacen muchos teléfonos. Aunque algo similar quizá sea más complicado verlo en el sector profesional. Entre otras porque eso podría afectar a uno de los grandes negocios de la industria fotográfica: la venta de objetivos. 

camara nikon
Foto / Cortesía
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Diario Nuevo Día - Noticias en Falcón