ComunidadFalcón

23 caseríos de Mauroa piden vuelta del esquema 4×3 desde Matícora

Hace tres meses los habitantes reportaron inundaciones y pérdida de cosechas por las lluvias; ahora en 23 caseríos claman por una gota.


A los habitantes de los pueblos de Mauroa que se surten del río Matícora, «cuando nos los agarra el chingo, los agarra el sin nariz».

La realidad les cambia de la noche a la mañana y encontrar un equilibrio que se traduzca en estabilidad de vida se ha tornado cuesta arriba. En el último trimestre del 2020 ansiaban agua y de pronto, las lluvias anegaron todo, incluso sembradíos, haciéndole perder las cosechas. En lo que va de enero y febrero del 2021, el agua brilla por su ausencia.

Ángelo Pannito, habitante del municipio cuantifica en 23 los pueblos que están pasando necesidades en cuanto al agua, lo que en habitantes serían unos 8.000, según entrevista con Nuevo Día.

En el 2018 se había dado cierto equilibrio y fue si se quiere el año de menos preocupaciones y parte del 2019. Pero a partir de mediados de ese año y del 2020, han sido golpeados por la abundancia y la escasez.

Pannito recuerda que el Acueducto Bolivariano tiene una torre toma que alimentaba el río Matícora. «Cuando hicieron el acueducto, lo conectaron a la torre toma; con el tiempo la represa se fue sedimentando y entonces la torre dejó de descargar agua porque tenía todas las ventanas sedimentadas, obstruidas por el lodo».

Explica que el gobierno hizo dos veces el respectivo dragado; la primera vez con maquinaria de Yaracuy y la segunda, con la draga de la empresa del estado.

«El Acueducto Bolivariano, en vez de tener una torre toma independiente, le hicieron una aducción a la torre toma, lo que trajo consigo que esta quedara sin agua, sobre todo en el suministro hacia el río».

Posteriormente Hidrofalcón hizo una balsa toma con cuatro bombas; le metieron una línea eléctrica independiente pero no consiguieron poner en funcionamiento las bombas, toda vez que se caía todo el circuito. Lo redujeron a dos bombas, una de las cuales se quemó, quedando solo una.

En los actuales momentos el Acueducto Bolivariano se está alimentando solamente con la torre toma lo que ha traído consigo que, ante la proliferación de tomas clandestinas en la Falcón-Zulia, estén perjudicados 23 caseríos, 15 de ellos que están a lo largo del río, que consumen de esa agua debido a que al quemársele las bombas no han podido extraerla de los pozos perforados.

«Estamos pidiendo ayuda, como lo hicimos con el director de embalse en el 2018, donde firmamos un acuerdo donde se ponía la toma 4 días para el Acueducto Bolivariano y tres días para el río. Cuando se comenzó a implementar, compartíamos el agua y el Bolivariano tardaba dos días en descargarse», expresó Pannito.

Los pobladores carecen de agua no solo para consumo, sino que los productores, como los que están sembrando auyama, yuca y otros rubros, temen que sus cosechas se pierdan por la sequía.

En consecuencia, piden al gobernador Víctor Clark que coordine con el presidente de Hidrofalcón o alguna autoridad ministerial, el retomar el cronograma de 4 días de agua para el Acueducto Bolivariano a través de la torre toma y tres días para el río, de manera que puedan acceder al agua los pobladores que, de momento están adquiriendo la pipa en divisas.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar