Opinión

Comunicando Valores| Vivir el valor de la unidad con la Fratelli tutti

Este año 2021 debemos hacer vida esta carta encíclica, porque el valor de la fraternidad hay que resaltarlo entre todos nosotros.


En octubre del año 2020 el Papa Francisco firmó su tercera encíclica llamada Fratelli tutti, que significa “hermanos todos”.

Esta carta encíclica el santo padre exalta la fraternidad como valor y elemento ordenador de las sociedades, las naciones y la convivencia mundial.

El Papa nos presenta un panorama del mundo actual con sus problemas y retos, que van desde la pandemia del COVID-19, la inmigración, el racismo, el desempleo, la discriminación de la mujer, la esclavitud, el aborto, el populismo, las guerras, la especulación financiera, el abuso tecnológico del poder o la pena de muerte.

Es la visión que tiene el Romano Pontífice acerca de cómo debemos vivir en este universo que nos regala Dios para crear “una familia humana más amplia”.

Cuando suelo visitar las instituciones públicas y privadas, de manera especial las escuelas y universidades con el proyecto que he denominado COMUNICANDO VALORES, una de las cosas que me suelen decir los participantes antes de comenzar el conversatorio, es que hable de la unión, paz, justicia, amor, entre otros.

Son temas que tenemos que trabajar todos los días, y me suelo preguntar: ¿Será que hay que reforzar estos valores en nuestra sociedad?

Este año 2021 debemos hacer vida esta carta encíclica, porque el valor de la fraternidad hay que resaltarlo entre todos nosotros.

Nos duele ver familias divididas, amigos que se han separados, problemas en los ambientes de trabajo, entre otras cosas. Diría el Papa: “Dar muerte a la guerra con la palabra y alcanzar y conseguir la paz con la paz y no con la guerra, es mayor gloria que darla a los hombres con la espada”.

Para elaborar esta carta encíclica, el Papa se inspiró en un pensamiento de San Francisco de Asís que dice:

“Miremos con atención, hermanos todos, al buen pastor que para salvar a sus ovejas sostuvo la pasión de la Cruz” (Admoniciones, 6,1 FF 155).

En Jesús es donde encontraremos esa fuerza para el encuentro con el otro; por eso, en este documento el Papa Francisco como Vicario de Cristo nos habla de la parábola del buen samaritano y dice:

“Hemos sido hechos para la plenitud que sólo se alcanza en el amor”, esta también es una invitación a “ser otros buenos samaritanos que carguen sobre sí el dolor de los fracasos, en vez de acentuar odios y resentimientos”.

En este nuevo año, todos debemos proponernos a trabajar por un mundo ideal, donde la fraternidad, el amor, la paz sean los valores que debemos construir para hacer de este lugar nuestra casa donde todos puedan habitar y quedarse para siempre.

Para que pueda existir una verdadera fraternidad debemos fortalecer el valor del Amor, el respecto, Jesús nos dice:

“Si se aman unos a otros, todo el mundo se dará cuenta que son discípulos míos” (Jn. 13,35)

Etiquetas
Mostrar más

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar