JudicialesSucesos

Polémica judicial en Tucacas por imputación a cantante Jhoseph

Por haber comprado una cerámica que desconocía que había sido hurtada, detuvieron a a Jhoseph Álvarez, lo que suponía el delito de aprovechamiento, pero repentinamente le imputaron hurto calificado y sigue preso en el Cicpc.


Estar confinado en un retén, preso, era algo que jamás pasó por la mente de José Luis Álvarez Hernández. Ni siquiera de sus familiares y amigos, acostumbrados a verlo montado en alguna tarima, en un conciertos o por Youtube.

La vida de Jhoseph Álvarez, como le conocen artísticamente,ha transcurrido entre tarimas, fiestas, producciones musicales con la cuales no solo se ha dado a conocer como artista, sino que por años ha promocionado mediante videoclips el turismo y las bondades del Parque Nacional Morrocoy en su natal Tucacas, municipio Silva del estado Falcón, donde goza del reconocimiento. Cuando no canta, es un ciudadano más, de esos que decidió quedarse en el país y emprender, en su caso como vendedor de productos de limpieza.

La mayoría de videos de Jhoseph son promocionando Tucacas y el turismo falconiano.

El lunes 18 de enero tocaron a la puerta de su inmueble; eran funcionarios de la delegación municipal Tucacas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Ese mismo día supo que la cerámica y otros materiales de construcción que había comprado días antes para el piso de su negocio, era parte de la que había sido hurtada a la empresa Venetur, aliado de OHS “Hotel Marina Morrocoy”.

Interrogados por los sabuesos, los perpetradores además de confesar el delito de hurto revelaron a cuántas y a qué personas le habían vendido la mercancía, y entre estas estaba José Luis Álvarez Hernández. De acuerdo a las circunstancias de tiempo, modo y lugar, aprovechamiento de objetos provenientes del delito resultó el delito por el cual el cantante quedó detenido, un delito que por su condena no superar los cinco años no acarrea privativa de libertad. No había conducta predelictiva ni evidencias de agavillamiento.

Para el abogado del cantante, la investigación del Cicpc en torno al caso de delitos contra la propiedad que llevaron a cabo, estuvo impecable. Dieron con los autores materiales del hurto y luego de la confesión de estos, recuperaron parte del material que había sido vendido por esto a un grupo de personas que desconocía la procedencia.

El cantante Jhoseph Álvarez pasó los siguientes días detenido a la orden de la Fiscalía Quinta con competencia en delitos comunes, a cargo del abogado Helmer Cardozo. Lo presentaron el jueves 21 de enero, según el recuento de familiares.

El cantante esperaba salir en libertad ese día y aunque los autores del hurto afirmaron que este no había actuado, sino que era uno al que habían vendido la mercancía, el cambio repentino de calificación jurídica a “hurto calificado en grado de complicidad necesaria” prolongó su condición de preso hasta por 45 días. El juez del Tribunal Primer de Control, Zampayo consistió con dictar la medida, que dejó estupefacto al procesado y no menos a los familiares.

Para la familia Álvarez Hernández como para amistades y buena parte de los habitantes de Tucacas, esto “es inaudito, inaplicable y desproporcional”, tomando en cuenta que a confesión de los implicados y del detenido, Jhoseph solo compró el material de construcción sin saber que provenía de un hurto.

Refieren que, los encargados de administrar justicia en su justa proporción dejan mucho que desear confinando a un retén a quien nada tuvo que ver con la autoría material del hurto a Venetur, admitido por quienes si lo habían perpetrado. Lo lamentable a juicio de los familiares es que, pese a poner en tela de juicio la justicia, quienes dictaron la medida no han hecho nada al respecto por revisar y rectificar por “exabrupto judicial”.      

Eso pudieron hacerlo el 21 de enero cuando se desarrolló un Plan Cayapa para el cual Jhoseph no fue tomado en cuenta, valga decir, le impidieron exponer su caso, violación a los derechos humanos y al debido proceso.

Familiares no han podido tener contacto con el artista desde que fuera detenido, lo que asumen como un aspecto negativo a su salud física en cuanto a que no se está alimentando bien y emocional debido a que está aislado, una experiencia por la que nunca había atravesado en 37 años, su edad.

A familiares les llegó la información acerca de que otros que fueron detenidos por comprar el material hurtado, tuvieron mejor trato y hasta estarían gozando de medidas cautelares menos gravosas, las mismas que le negaron al cantante y comerciante.

Jhoseph se encuentra detenido en el Cicpc desde el 18 de enero, según familiares. Foto: Cortesía

Familiares, amigos y algunos pobladores de Tucacas que hacen esfuerzos por ver de nuevo en libertad a Jhoseph Álvarez no se explican a qué se debe el ensañamiento contra este, aunque intuyen que la medida tenga alguna motivación política esto por el hecho de que el hotel Venetur es una institución del gobierno, gerenciada por algún “chivo pesado”.

En todo caso consideran que no se justifica como tal, tomando en cuenta que “Jhoseph es un cantante popular que ha hecho campañas ecológicas y de conservación del ambiente con su música y ha compuesto canciones diversas entre las que se encuentran homenajes a Tucacas y el Parque Nacional Morrocoy, poseyendo un historial en todo el pueblo como una persona honesta, trabajadora, de intachable conducta y colaborador comunitario que difunde humildemente su talento con amor y con gran aceptación para con todo el pueblo tucaquense que lo aprecia y lo apoya”.

Consideran que tal imputación y el mantener la privativa de libertad contra alguien por un delito cuya pena no excede los cinco años “constituye una violación flagrante de pactos internacionales suscritos por la República ya que es un delito menos grave y por ende tiene derecho a una revisión de la medida”.

Familiares, amigos y pobladores anuncian que no se quedarán de brazos cruzados y dentro de lo que legalmente cabe, sumado al derecho a formular denuncias contra personas o instituciones que no obren conforme a lo que establece la ley  por tales, expresan elevarán el caso a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al presidente Nicolás Maduro, al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, al Fiscal General de la República, Tarek William Saab, cada ente pertinente en asuntos de Derechos Humanos, Defensoría del Pueblo e instancias a las que competa tal sustitución. ¡Hasta que Jhoseph salga en libertad!”, sentenciaron.

Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar