Especiales

María José Scarbay: un “corrientazo” a los huesos y articulaciones

La doctora María José Scarbay explica que el abuso de los dispositivos electrónicos afectan huesos, articulaciones y músculos, por lo que recomienda reducir el uso de horas en el teléfono celular y prestarle atención a síntomas.


De acuerdo con la especialista en Traumatología y Ortopedia, doctora María José Scarbay, los niños de hoy en día son considerados “nativos digitales”, porque han pasado de actividades en áreas escolares convencionales con pupitres, mesas, sillas, lápices y papel, a una era donde antes de familiarizarse con los sistemas digitales como adultos, se desarrollan en medio de dispositivos electrónicos para garantizar su educación en línea, modalidad implementada a raíz de la propagación del coronavirus en el mundo.

“Cada vez desde más temprana edad son expuestos a ‘tablets’, computadoras o teléfonos celulares, se habitúan a su uso y no solo para hacer las clases en línea; muchas veces son los mismos padres que se los facilitan para apaciguarlos y mantenerlos ocupados por un periodo prolongado de tiempo, pero ¿Cuál es el precio que pagan nuestros niños por esta sobre exposición y abuso de estos dispositivos electrónicos?”, cuestionó.

Síntomas y patologías

Scarbay explicó que a nivel osteoarticular los niños están en una fase de crecimiento; sus huesos y músculos están en formación, y por ende, el uso contínuo de ‘tablets’ y celulares conlleva a malas posturas, así como al abuso de las articulaciones, “lo cual es muy nocivo sobre todo a nivel de la región cervical y del cuello; también puede afectar y predisponer a patologías como la lumbalgia, dentro de la cual están dolores de cabeza que usualmente son por compresiones de la musculatura que está en la región nucal y también puede llevar a hipotrofia, que es una disminución de la masa muscular a nivel de los hombros, la espalda y la columna cervical, lo que a su vez va a conllevar a inestabilidad”, dijo.


María José Scarbay: “Las patologías asociadas al sobreuso de apartos electónicos afectan a todos por igual, solo que antes no las veíamos en los niños como ahora debido al abuso que hay en su uso”.

Asimismo, acotó que los niños pueden presentar cervicalgia o dolor cervical, así como alteraciones en la alineación de las vértebras que pueden generar trastornos como la escoliosis infantil (curvatura anormal de la columna vertebral), en quienes ya tienen una predisposición genética. Además, puede haber tensión en los tendones que estabilizan el hombro, el codo y las muñecas, así como malas posturas.

“El que los niños sostengan sus ‘tablets’ o teléfonos celulares sin apoyarlos en mesas o escritorios; se coloquen de rodillas, se acuesten en el sofá o en la cama y no usen sillas ergonómicas, puede generar difunsiones a nivel de lo que es la columna y las extremidades inferiores presentando dolor lumbar y de las rodillas. También a nivel de los hombros, del codo y de las manos puede haber tendinitis bicipital (inflamación de la porción larga del bíceps); se puede producir epicondilitis, que es una patología por inflamación y degeneración de la insersión de un músculo que se llama extensor carpi radialis brevis; también se producen tendinitis de De Quervain (irritación e inflamación de los tendones en el borde del pulgar de la muñeca) e incluso en casos muchos severos, síndrome del túnel carpiano”, indicó.  

Son muchos los efectos nocivos que trae consigo el abuso de estos dispositivos electrónicos, que actualmente no solamente son utilizados para las clases en línea, sino también como medio de entretenimiento; “los ‘gamers’ (jugadores de videojuegos) están constantemente expuestos y esto también conlleva a otras condiciones asociadas como lo es la obesidad infantil y las alteraciones del sueño, y esto incluso puede traer inflamaciones del desarrollo cognitivo de los más pequeños, además de las ya conocidas alteraciones visuales”, acotó.

—A raíz de esta popularización del uso de ‘tablets’ y teléfonos celulares en la actualidad, ¿El número de pacientes en consulta ha aumentado?

—Sí, en el caso de los adultos que están haciendo ‘work home’ o mucho trabajo en línea desde casa, se ha visto una mayor incidencia de tendinitis De Quervain, epicondilitis y problemas a nivel del hombro, aunque la gente nunca reconoce como un factor de riesgo el sobre uso de estos dispositivos electrónicos; mueren diciendo: “No, yo casi no uso el teléfono” cuando sí lo hacen, incluso están en la consulta y tienen como ansiedad de agarrarlo. Y en el caso de los niños, los padres lamentablemente suelen ignorar estos síntomas y lo máximo que hacen es llevarlos al oftalmólogo porque piensan que solo es un problema visual, pero la verdad es que todo está interconectado.

La prevención es la clave

Si bien todos estamos expuestos en la actualidad a presentar algunas de estas patologías y otras lesiones a nivel de las poleas, dedos en gatillo o en resorte por la presión que se ejerce en las manos durante el uso contínuo de estos dispositivos electrónicos, la doctora Scarbay destaca que estas no se veían anteriormente en niños desde los 9 años de edad ni en adolescentes.

En caso de presentar algunos de estos síntomas, recomienda acudir a un especialista, “porque solemos obviarlos sobre todo en los niños, ‘¿cómo le va a doler el cuello?’ o ‘eso es que durmió mal’, sin pensar que pueden estar iniciando alguna de estas patologías mencionadas y por no corregir estas cosas a tiempos, puede haber una complicación más grave asociada”, exhortó.


Recomendaciones:

-Limitar el uso de horas del teléfono

-Mejorar la postura. Apoyar al niño en la mesa (se puden usar popsocket o base posterior del teléfono), para escribir sentados apoyando tres cuartos del antebrazo en la mesa y además debe quedar a la altura de los ojos para cuidar la posición de la cabeza y no inclinar el cuello hacia abajo, porque la mala postura genera una presión a nivel de la región cervical y mientras mayor es el ángulo de inclinación para visualizar el teléfono, más es la carga (aumenta de dos a 10 kilos);

-Actívalo. Popicia actividades físicas, deportivas y recreativas

– En el caso de los adultos, realizar caminatas, entrenamiento funcional y ejercicios completos como la natación para fortalecer su muscultaura.      


Perfil:

-Médico Cirujano egresada de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (Unefm).

-Postgrado en Traumatología y Ortopedia en el Hospital “Dr. Miguel Pérez Carreño” por la Universidad Central de Venezuela (UCV).

-Cinco años trabajando como Adjunto I en el servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital “Dr. Rafael Calles Sierra” en Punto Fijo.


Coordenadas:

-Hospital “Dr. Rafael Calles Sierra”.

-Clínica La Familia y Policlínica de Especialidades.

-Instagram profesional: @drascarbay

-Teléfono para citas: 0424-6872501.

Etiquetas

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar