EfeméridesGeneralesTecnología

María Rojas: Los jóvenes deben ser constantes y disciplinados

La joven ingeniera falconiana, residente en Buenos Aires lamenta que no todos los emigrantes venezolanos logren sus metas en el extranjero, pero recomienda a los jóvenes que se preparen, ganen el respeto, y sean constantes en sus metas. 


Desde hace cuatro años, la Ingeniero de sistemas, María Gabriela Rojas reside en Buenos Aires (Argentina) y trabaja junto a sus esposo en una empresa transacional, en la que han ganado respeto y admiración.

Egresó de la Universidad Nacional de la Fuerza Armada (Unefa) en Punto Fijo, durante algún ejerció algunos trabajos , se casó con el también ingeniero de sistemas José Francisco Ramos, con quien echa las bases de un hogar prospero en la provincia de Buenos Aires.

María Gabriela refiere que en el año 2016, reunida con su esposo, José Francisco reflexionaron sobre el futuro; cada vez menos fuentes de trabajo en Venezuela, sueldos insuficientes, y una crisis cada vez más grave. Por eso buscaron alternativas para trabajar en el exterior.

Reunieron algunos recursos, inicialmente fueron a Colombia, trabajaron seis meses en Medellín en cargos ajenos a su carrera, pero juntaron recursos para  ir al destino más factible: Argentina.

Acotó que en Medellín vendían muchas arepas rellenas y sentían el apoyo de los colombianos, pero no habían oportunidades de legalización ni de trabajar en su profesión.

Seleccionaron el país sureño porque el papeleo de migración era más expedito, y el área de trabajo, la ingeniería de sistemas era muy solicitada y valorada.

Recuerda que tardaron seis días de viaje para llegar a Argentina, por tierra atravesaron Brasil, y desde Manaos (Amazonas) volaron hasta Buenos Aires.

Inicialmente, mientras legalizaban su estadía, trabajaron en diversos oficios, aunque les pagaron poco, los respetaron como migrantes, allá admiran a los venezolanos por ser respetuosos, preparados y muy profesionales.

El momento esperado

La joven ingeniera comenta con emoción que a los seis meses de estar en Buenos Aires, llegó la oportunidad tan anhelada, una empresa transnacional de la informática “Accenture” le abre las puertas a ella y su esposo. Desde hace tres años ingresaron al staff de profesionales, donde ejercen el cargo de test engineering analyst (ingeniero analista de pruebas).

Por el esfuerzo y desempeño, ha mejorado su status en la empresa, su calidad de vida y ahora percibe un sueldo acorde a su profesión, junto su esposo han sentado las bases para un hogar sólido y hasta una hija engendraron en Argentina. También han podido apoyar a sus familiares en Venezuela.

Expresó “es lamentable que otros jóvenes emigrantes no hayan podido lograr sus metas”; por eso propone que con profesionalismo, constancia y disciplina, se den a respetar, donde quiera que vayan a trabajar.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar