Emprendimiento

En Marjorie, la atención y economía es lo primero

Su propietario Armando González apuesta al crecimiento y desarrollo de Venezuela y de Coro, y por eso no se va de su natal. Cabimero de nacimiento pero con 23 años trabajando en la capital falconiano.


A muy temprana edad, en plena etapa de la adolescencia, a los 13 años de edad, Armando José González Reyes comienza a conocer el mundo del comercio en su tierra natal: Cabimas, estado Zulia.

La atención y amabilidad al cliente es lo primordial en Inversiones Marjorie

Junto a otros familiares, el joven Armando decide “mudarse” a la ciudad de Coro, en donde continúa dedicándose al comercio informal, porque era lo que le apasionaba y porque quizás así lo señalaba el destino.

Con un excelente equipo del personal humano es que lo caracteriza la tienda de negocios.

Sus inicios en la ciudad primogénita de Venezuela, los comienza Armando Reyes colocando un tarantín en la pared del liceo Cecilio Acosta por el año 1995, porque para esa época era un lugar muy transitado por la gente, y lugar predilecto para exhibir la mercancía que disponían los buhoneros para el momento.

Una variada de ropa y prendas de vestir es lo que cuenta el empresario Armando Gonzalez para toda su clientela.

“Así fueron mis inicios cuando llegué a Coro”, cuenta Armando, quien relata que fueron años duros los que tuvo que enfrentar para salir adelante en la vida.

En la calle Ampíes, entre Churuguara y Buchivacoa, justo en la pared del Cecilio Acosta, duró 2 años mostrando ropa íntima de damas y otras prendas de vestir.

Calidad en cada prenda de vestir y para todoos los gustos cuenta la tienda de Inversiones Marjorie.

La década de los 90 era el “boom” vender en la avenida Manaure, comenzaba a caracterizarse por ser la zona comercial por excelencia de la ciudad. Armando no perdió tiempo para apostarse con su negocio en esa avenida.

“Comencé como buhonero, donde duré varios años trabajando ahí”, comentó.

Las damas son uno de los clientes preferidos que visita la tienda de prendas en Inversiones Marjorie.

González recuerda que para la década de los noventas, el alcalde Rodolfo Barráez levanta el mercado minorista al lado del popular mercado Nuevo o mercado municipal de Coro.

“Comencé a trabajar como empleado de un primo que instaló un puesto de venta de ropa, y me tocó mudarme para allá”, comentó.

Toda una gama de ropa para vestir tiene al alcance quienes visiten a Marjorie.

Luego de laborar por 10 años en el mercado de minorista Armando González ya se consolidaba como una persona con madurez y mucha experiencia y muy emprendedor, pues ya contaba con 23 años de edad.

Esa vasta experiencia y amplios conocimientos en el comercio informal, le permiten a Armando instalar su primer negocio de venta de ropa para damas y caballeros en el mercado de minoristas.

Armando González apuesta al crecimiento económico del país y de Falcón.

Nace Inversiones Marjorie:

Declarado fanático del exgrandes ligas, Magglio Ordóñez, Armando Reyes quiso ponerle el nombre de Magglio José a su otro hijo, que tuvo con su esposa María Bonia.

“Era el año 2007 y mi esposa estaba embarazada, y yo le dije, mami al hijo de nosotros se va a llamar Magglio José, pero nació hembra. Yo quería ponerle el nombre de Maggliona, pero a mi esposa no le cuadraba. Fue entonces que a mi esposa se le ocurrió el nombre de Marjorie de Sousa por ser la modelo del momento, y fue así como decidimos colocarle el nombre de Marjorie a mi hija y también a nuestro negocio”.

Yo creó en Coro y en Venezuela: No me voy

Dice que de los golpes y de las vicisitudes que te pone la vida, por más dura que sean, a pesar de la crisis que vive el país, Armando sigue apostando al crecimiento de Venezuela.

“Creo en Coro, porque debemos seguir luchando por lo que tenemos. He ido creciendo poco a poco, no ha sido fácil, pero ahí vamos creciendo”.

Todo lo que busca un hombre para vestir a la moda lo encontrará en las tiendas de Inversiones Marjorie.

El producto de ese esfuerzo, dedicación y constancia que Armando González le ha dedicado a 23 años de trabajo, han comenzado a dar sus frutos. A sus 39 años, cuenta con dos negocios en la actualidad.

Su segundo negocio recién fue registrado como: Yoyi-Moto en el mercado de buhoneros.

En Tiendas Marjorie ofrece mercancía a precios bastante accesible al cliente.

“Lo primero que pensamos son en las ofertas. Nosotros no dejamos de mantener las ofertas”, comentó. Ahí exhiben pantalones a 10 dólares, Licra a 3 dólares, franelas a 5$ además de famosas marcas como Victoria’s Secret.

Además en Tiendas Marjorie comenzaron a innovarse colocando a la venta en productos de bisutería, perfumes para damas, bolsos y carteras, todos a precios que oscilan de 1$, 2$, y hasta 4$.

Además de precios accesibles, la amabilidad al cliente es otro aspecto le ha favorecido en ese crecimiento económico que ha tenido en 23 años dedicado al comercio.

“Mis empleados sabe que eso es muy importante en el negocio, la buena atención a todos los clientes”.

“Yo estoy muy agradecido con Dios, sin él no somos nada, es el único y gracias a él se posesionó Inversiones Marjorie, agradecido de mi esposa, María Bonia, ella ha jugado un papel fundamental en el crecimiento de mis negocios”.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar