Sin categoria

Murió en Coro responsable de matar a mujer y un niño

Debido a complicaciones de salud y malnutrición, murió en el calabozo del Cicpc, Alejandro López, de 39 años, alias «Coco», responsable de un espantoso doble asesinato en agosto del 2011 en Coro.


Cuando algunos funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas pidieron a los presos de la celda 1 levantarse para ser contados, hubo uno que permaneció tendido en el piso, como renuente.

Alejandro Ramón López llevaba más de nueve años habituado a esa rutina, sin embargo la mañana de este lunes 15 de febrero lo sacaron de la celda 1 con los pies adelante, sobre la camilla mortuoria, directo a las cavas del Servicio Nacional de Medicatura y Ciencias Forenses, en la misma sede de la delegación municipal de Coro, avenida Alí Primera, antiguo Roosevelt, estado Falcón.

“Coco”, como le conocían, arrastraba quebrantos de salud consecuencia mala alimentación y confinamiento. En el Hospital Doctor Alfredo Van Grieken de Coro ya le conocían por las muchas veces que según el Cicpc lo habían trasladado. Retención de líquidos, anemia y posible tuberculosis arrastraron a la tumba a quien, la madrugada del sábado 6 de agosto del 2011 agredió y trató de abusar de una mujer de descendencia wayuu que venía cortejando y a la que terminó asesinando  junto a su hijo, Isaac Díaz, de año y medio de nacido.

Hilda Josefina Díaz Peña había llegado a Coro procedente de La Goajira y tenía al menos una década en Coro. Vivía en Las riberas del río Coro, en un rancho, adyacente al Parcelamiento Sur Independencia y la urbanización Prados del Este.

Sin oficio más que el de ocuparse del hogar y cuidar a su hijo, así como a otro de 17 años, Hilda resolvía sus ingresos preparando y vendiéndole comida a los obreros que trabajaban en una construcción, a pocos metros.

La madrugada del 6 de agosto, uno de los serenos escuchó lo que creyó era el quejido de una mujer, como acusando dolor. Avisó a la policía, pero durante el recorrido no detectaron nada irregular.

Una vez retirado los patrulleros, el vigilante volvió a escuchar otro grito y al rato alcanzó a ver la silueta de hombre que arrastraba un cadáver. Un disparo al aire ahuyentó Alejandro quien desapareció dejando detrás del rancho los cadáveres ensangrentados y envueltos en sábana de Hilda y su hijo.

El espeluznante doble crimen conmocionó a los falconianos que no obstante, y a pesar de que comenzaron a distribuirse carteles y avisos con la foto del homicida y suposiciones de que era un seretón, se entretuvieron los siguientes días con la llegada al Internado Judicial de Coro de Yoifre Francisco Ruiz Estanga, el peligroso pran que había incitado un motín en el Rodeo II.

El 30 de ese mes el Cicpc confirmó que Alejandro Ramón López había sido el autor del doble homicidio pero fue el 8 de septiembre del 2011 cuando se libró la respectiva orden de captura mediante oficio 5CO-16-2011.

Poco después fue detenido y desde entonces permaneció detenido hasta este 15 de febrero que, las complicaciones de salud, problemas renales, desnutrición y aparente tuberculosis lo sacaron del sitio confinamiento temporal al de confinamiento eterno.

Igual pasó esta misma semana con Luis Gabriel Morales, muerto también por complicaciones de salud, pero en la Comunidad Penitenciaria de Coro.  

Dos presos han muerto esta semana en centros de reclusión del estado Falcón. Foto: Referencial
Etiquetas
Mostrar más

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar