Especiales

Una educadora que trabaja las emociones

Andreína Díaz de Bernal es una tachirense radicada en Paraguaná hace más de 30 años, que aprendió a combinar sus tres pasiones: educación, crecimiento personal y estrategias del coaching ontológico, para emprender y reinventarse.


Si bien Andreína Díaz de Bernal se preocupó cuando comenzó la pandemia, no dejó que el miedo la paralizara, confió plenamente en Dios y se reinventó. “Le vi el lado positivo, me puse a pensar en que tendría más tiempo para darme a conocer como coach educativo-integral, así que comencé a dar talleres y sesiones de coaching gratis por WhatsApp, Zoom y Telegram, y poco a poco las personas empezaron a recomendarme”, destacó.

Andreína es licenciada en Educación Integral, terapeuta emocional y coach ontológico, profesiones que ha sabido entrelazar para materializar su emprendimiento personal.

—¿Cuándo descubrió esa pasión?

—Yo siempre he sentido ese deseo de ayudar a los demás, como Testigo de Jehová que soy es algo normal para mí y cuando comenzó a cambiar la situación del país me dije que también debía hacer algo para ayudar desde mi área, pero primero tenía que comenzar por mí para mejorar mis emociones, así que hace dos años decidí renunciar al Ministerio de Educación y comenzar mi formación como coach ontológico en Indelser, que es una escuela de formación de facilitadores coach donde hice mis pasantías y eso me abrió por completo los ojos, descubrí que trabajar el ser era mi camino, así que luego el año pasado hice una maestría como freelancer con el experto en negocios Guillermo Carreño y me dije que eso era lo que quería hacer pero aplicado a la educación, y empecé a trabajar de lleno con mi emprendimiento.

Andreína Díaz de Bernal: “Me siento bendecida porque hago lo que me apasiona dando consultas y entrenamiento vía online en Venezuela, pero también en todo el mundo, en España, Bélgica, Chile y Colombia”.

—¿En qué consiste ese entrenamiento que usted ofrece?

—Yo me dedico a acompañar a padres, niños, adolescentes y jóvenes a vivir su propio proceso de transformación, y lo hago combinando mis tres pasiones: la educación, el crecimiento personal y las estrategias del coaching ontológico. Trabajo con consultas individualizadas y con entrenamientos grupales según las necesidades de papá y mamá. La consulta mayormente implica el diagnóstico y en base a los problemas detectados, en la parte del entrenamiento nos ponemos de acuerdo en qué área específicamente vamos a trabajar y les ofrezco los paquetes que se ajusten, pero el básico es el de gestión emocional.

—¿Cómo combina esas pasiones?

—Todos quizás pueden dar tareas dirigidas, pero mi trabajo va más allá de explicarles las asignaciones para que las hagan; yo me enfoco en la parte emocional y conductual del niño, son 20 años de experiencia en la rama educativa y trabajo con estrategias de coaching educativo que tampoco inventé yo, siempre han existido, solo que yo las adapté a mi área.

»Los niños han tenido que asimilar muchas cosas en tan poco tiempo con la llegada de la pandemia, por eso yo combino lo que es la parte académica con la parte emocional y conductual, y no solamente los asesoro, sino que los acompaño durante todo el proceso y te puedo decir que en una semana se ven los cambios, hay papás que incluso dicen que desde el mismo día, ¿Por qué? Porque se trabaja el ser humano, esa es la clave.


Coordenadas:

Ig: Educaciónintegral_ad

Fb: Educaciónintegral

Página web: educaciónintegral.com (próximamente)

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar