Opinión

Inmo Temas | Si quiere negociar un inmueble, ensaye estas técnicas

Aunque las circunstancias varían en cada caso, evalúe primero sus objetivos a mediano y largo plazo.


A diferencia de otros bienes o servicios de precio menor, los bienes raíces tienen la particularidad que su velocidad de transacción no es inmediata, pues requiere por lo general ―y si fuere el caso― varios procesos que comienzan con poner al día la situación legal y el saneamiento de otros aspectos relacionados con el inmueble, tales como deudas varias, garantías, servicios, hipotecas, impuestos o el estado físico, entre otros.

En esencia, ¿por qué invierten las personas en un inmueble? En la mayoría de los casos para satisfacer además de una necesidad o aspiración, prolongar durante el tiempo ―mediano o largo plazo― el disfrute de la posesión del mismo.

En un artículo anterior, titulado «Situaciones legales que debe saber de su inmueble», se detallan más a fondo algunos de los principales aspectos a corregir o adelantar en las cercanías de una negociación de su inmueble, esto por el lado de los propietarios. Y por el lado de los adquirientes, evaluar qué realmente es lo que se está buscando, dónde, cómo y con cuánto se dispone para invertir.

Si bien es cierto que a muchas personas les parece cómodo encargarse personalmente de la negociación de un inmueble en venta, compra o arrendamiento, no es menos cierto que recurrir a un profesional inmobiliario de experiencia le ahorrará no solo dinero, sino muy probablemente tiempo en elegir las mejores opciones.

Para adquirientes en específico recomendamos los siguiente:

  1. Asegúrese de tener claro el uso principal que dará al inmueble a mediano y largo plazo. A veces la idea es adquirir una vivienda, pero puede que sospeche que terminará dando un uso mixto al inmueble ―convierte algún área específica del inmueble para que funcione como comercio u oficina, hoy, esto último, tendencia debido a la pandemia.
  • A veces lo que se desea no necesariamente es lo que se necesita, y esto viene dado tanto por la cantidad de dinero del cual dispone, que tiene más relevancia que sus expectativas particulares o que puedan ser satisfechas plenamente. Manejarlo desde la óptica de la relación costo-beneficio puede darle una guía más clara para decidir.
  • Tome en cuenta el mercado y si este está a su favor o no tanto ―en el artículo anterior titulado «Cómo comprender los precios en el mercado inmobiliario», se hizo referencia a medir en qué circunstancias de demanda y oferta se encuentra el mercado, es decir, si se está en un mercado de compradores o de vendedores. Puede que existan buenas oportunidades y aún no las ha detectado.
  • En el fondo, pregúntese, qué es lo que se busca, ¿placer, seguridad o rentabilidad? Definir claramente el objetivo de la adquisición lo direccionará a un tipo de inmueble o mercado específico, dentro o fuera de su zona de residencia, y por qué no, inclusive hasta en el exterior. Así sucesivamente se podría seguir enumerando recomendaciones para los adquirientes.

Mientras tanto, ¿qué recomendar a los propietarios? Piense en algunas de estos asuntos:

  1. ¿Realmente necesita salir de un inmueble? Recuerde, los inmuebles se adquieren para propósitos de mediano a largo plazo. Apurarse en venderlo, por ejemplo, no solo respondería justificadamente a emergencias personales, sino también a algún riesgo de pérdida inminente detectado, o en función del costo de oportunidad envuelto en el intercambio de propiedades.
  • Haga mantenimiento correctivo y preventivo hasta donde le sea posible, bien sea que esté en uso o desocupado el inmueble. Esto le ahorrará gastos mayores a diferencia de si los deja acumularse uno tras el otro a lo largo del tiempo afectando el valor y en consecuencia, el precio del inmueble.
  • Evalúe la posibilidad de arrendarlo para obtener flujo de caja si está desocupado, el dinero que obtenga cubriría tantos los gastos de mantenimiento como sus otras necesidades. Esta es una manera muy viable de rentabilizar el inmueble. Apóyese en un profesional inmobiliario competente que haga una selección rigurosa y le recomiende buenos clientes.
  • Mantenga al día el inmueble libre de deudas y retrasos en trámites legales. En algunos entes oficiales, al principio de cada año, se hacen descuentos durante determinadas semanas en impuestos a la propiedad, por ejemplo. En economías inflacionarias, pagar cuanto antes las obligaciones fiscales, trámites legales pendientes, etcétera, resultará mucho más económico a diferencia de dejarlos acumular para después.
  • Y si va a negociarlo, obtenga el precio más adecuado en función de lo que los clientes están dispuestos pagar por el inmueble. Crearse falsas expectativas lo frustrará y probablemente busque culpables donde no los hay. Nuevamente, el asesor inmobiliario profesional le dirá con certeza cómo va el comportamiento de los precios según su zona, tipo y demás características del inmueble.
  • Está comprobado que mostrar un inmueble con mobiliario básico, neutro en cuanto a decoración muy personal, tiene más chance de colocarse que uno vacío. El “Home Stage” o “puesta en escena”, sí surte efecto en la aproximación imaginativa de los adquirientes de cómo se verían e integrarían sus propios objetos en los espacios. Por supuesto, esto incluye los aspectos de higiene, olores y estado de conservación-mantenimiento del inmueble.

Tomar en cuenta alguna de estas recomendaciones le dará una guía inicial para evaluar cualquier curso de acción posible respecto al patrimonio más importante para la mayoría de las personas: el inmueble. Para su beneficio y validación de sus propias expectativas, no dude en hacerse con la asesoría de un profesional con trayectoria en el ramo y asegurar en gran medida que obtendrá los resultados esperados.

La próxima semana se conversará acerca de la conveniencia de invertir en bienes raíces en mercados foráneos cuando la economía local no presenta atractivos convenientes. Se explorará también otras alternativas cuando lo anterior no es posible presupuestariamente o por alguna otra causa.


Autor: Alejandro S. Flores G.

Vicepresidente Cámara Inmobiliaria del Estado Falcón.

Corredor Inmobiliario Certificado.

Agente Inmobiliario Internacional Certificado.

E: inmotemas@gmail.com

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar