Ciencia

Misión OMS cree haber dado con origen del COVID-19

Los científicos creen que las granjas de la provincia meridional china de Yunnan o del vecino Myanmar podrían haber contribuido a que el coronavirus saltara de un murciélago a algún tipo de animal salvaje y luego a los humanos.


Las granjas de animales exóticos en el sur de China son la fuente más probable de la pandemia, según el ecologista Peter Daszak, que forma parte de la misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargada de investigar los orígenes del SARS-CoV-2 en el país asiático.

Según explicó en una entrevista emitida este martes por una radio estadounidense, los expertos de la OMS encontraron nuevas pruebas de que estas granjas suministraban animales al mercado de Huanan en la ciudad de Wuhan, donde se detectó por primera vez la nueva enfermedad.

Daszak, presidente de la organización no gubernamental EcoHealth Alliance, explicó que, antes de la pandemia, este sector ganadero era próspero y fue alentado por el Gobierno como una forma de sacar a la población rural de la pobreza.

«En 2016, (los chinos) tenían 14 millones de personas empleadas en granjas de vida silvestre y era una industria de 70.000 millones de dólares», explicó el experto. Sin embargo, en febrero de 2020, Pekín anunció repentinamente su cierre y ordenó a los empleados que «se deshicieran» de los animales.

Las autoridades «emitieron una declaración afirmando que iban a detener la cría de vida silvestre como alimento» y «enviaron instrucciones a los granjeros sobre cómo deshacerse de los animales de manera segura (enterrándolos, matándolos o quemándolos) para no propagar enfermedades», continuó.

Daszak y sus colegas de la OMS que visitaron China a primeros de año creen que las granjas de la provincia meridional china de Yunnan o del vecino Myanmar podrían haber contribuido a que el coronavirus saltara de un murciélago a algún tipo de animal salvaje y luego a los humanos.

Asimismo, Daszak señaló que la reacción apresurada de las autoridades chinas le parece una clara señal de que Pekín también sospechaba (al menos a principios de 2020) que esas granjas podrían haber originado el brote.

Se prevé que la OMS presente en las próximas dos semanas un informe con algunas de las conclusiones de los investigadores.

Lo más importante ahora, concluyó Daszak, es identificar qué especie y qué granja (de las muchas que se promovieron en el sur del gigante asiático) se convirtió en el vínculo entre los murciélagos y los humanos.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar