Tendencias

Enciende el mundo de tus hijos a través de la lectura

Talento, modelaje y práctica las tres herramientas recomendadas por el Dr. Renny Yagosesky para marcar la ruta a seguir en el camino para convertir a nuestros niños en lectores.


Un niño lector será un adulto que piensa desde la libertad que le han regalado las páginas de esos libros que en su infancia le amoblaron su habitación interior, la de la imaginación, del conocimiento, la fantasía, la reflexión y la felicidad. 

Leer nos entrena para preparar  la mente al sin fin de estímulos que llegarán a nuestros sentidos, nos dota de herramientas para un vivir mejor, porque cada libro trae consigo cultura, modos de vida, personajes, historias que están más allá de nuestros ojos. Es un viaje placentero que queremos sea interminable.

El Dr. Renny Yagosesky destacado experto en la temática de la Psicología aplicada nos explica que la poesía, los cuentos, la novela y la literatura tienen un impacto maravilloso por el juego de las palabras, las metáforas, las narraciones, los diálogos que producen mucha emoción y despiertan sensaciones que son altamente motivantes. 

En entrevista exclusiva para En Progresivo,  Yagosesky PHD en Psicología Cognitiva, Magister en Ciencias de la Conducta mención Orientación, Licenciado en Comunicación Social, conferencista, profesor y además escritor, nos habló de la importancia de fomentar la lectura en nuestros niños.

Dr. Renny Yagosesky
Foto / Cortesía

“Estamos en un momento crucial,  aunque leamos de la forma que sea en digital o impreso, leer es maravilloso y es una dedicación francamente inteligente”, aseguró el especialista.

Diariamente los padres nos vemos frente a la realidad de niños poco motivados a leer por placer y es allí cuando comenzamos a aplicar “estrategias” que más que acercar pueden alejarnos del objetivo de criar niños lectores.

Ante esto el Dr. Yagosesky nos explica que para promover  el proceso de acercamiento a los libros es necesario aplicar: la facilitación, la participación y el reforzamiento.

“Lo primero que debemos hacer es facilitar el acercamiento de los niños a los libros, ponerlos en el contexto de los libro», comentó.

«Lo segundo es participar, la neurociencia desde el punto de vista de la neuroeducación ha ofrecido evidencias de que cuando las personas trabajan en grupo, en equipo, cuando somos varios compartiendo la misma iniciativa, la misma experiencia se aprende más fácilmente, más rápidamente y además hay un elemento lúdico, un elemento de diversión, de distracción que también cuenta. Como dijo una vez un famoso médico, es sano si es divertido”, dijo.

Agrega que finalmente hay que “reforzar la conducta, preguntarles qué estás leyendo, le puedes dar una opinión sobre eso o preguntar qué le pareció, a fin de estimular la reflexión sobre los temas o los asuntos leídos”.

Hay otra realidad sobre la cual ya ha advertido la Organización Mundial de la Salud que indica que los padres debemos ser cauteloso con el tiempo que permitimos que los niños estén frente a una pantalla.

Según sus recomendaciones los niños no deberían tener acceso a ningún tipo de pantalla hasta los dos años como mínimo y el tiempo máximo frente a uno de ellos no debería superar la hora, con tres y cuatro años.

La realidad, sin embargo, es otra: los estudios realizados al respecto muestran que los niños de hasta seis años pasarían unas tres horas al día frente a las pantallas, sobre todo ante la televisión; el doble de tiempo que hace veinte años y conforme avanzan en edad el tiempo promedio es de hasta 7 a 8 horas por día.

Dr. Renny Yagosesky
Foto / Cortesía

El Dr Yagosesky autor de libros como: Autoestima en palabras sencillas”, El Mensaje de los Sabios”, “Reflexiones de Autoayuda”, “La Psicología del Éxito” y “El Poder de la Oratoria”, reconoce que en este momento hay una dura competencia entre los libros físicos y el boom de las tecnologías y los libros digitales “ahí hay un punto de quiebre interesante”.

“El libro físico no ha muerto, pero debemos admitir que un mundo que privilegia la rapidez, la síntesis, los cultores, los que trabajamos la lectura, necesitamos trabajar duro para que no se pierda ese sentido tan particular, la magia de la lectura frente a los auditivo, los podcats y frente a los videos”, explica el Dr.Yagosesky.

Agrega que “esto plantea un gran reto para las editoriales, para los escritores, para los lectores que disfrutan del libro. Difícilmente se puede comparar la experiencia de portar el libro en la mano, ese tema de poder estar en contacto, es verdaderamente especial”.

En ese ensayo y error diario de los padres en la crianza de los hijos algunos errores son identificables al momento de quererlos acercarlos al mundo de los libros.

“El primer error es tratar que tu hijo sea una fotocopia tuya. Es necesario entender la diversidad y es necesario entender que tus hijos no son idénticos a ti, de manera que se les puede acercar al mundo de la lectura, al mundo de la cultura,  al mundo de la información, pero no se les debe obligar”.

Otro de los errores se refiere a la expectativa de «parécete a mí», sobre esto Yagosesky apunta que “con ese tema de dominar, hay que evitar que la lectura se convierta en un deber. Está bien, se puede generar disciplina pero siempre debe estar presente el elemento agrado porque sino, se genera una especie de aversión ya que nuestro sistema mente-cerebro tiende a poner la atención en aquello que contiene placer”.

“Y lo tercero es el hecho de compararlos. Pero tu hermano sí lee, el hijo de no se quien sí lee y tú no.  Hay que evitar eso porque lo que genera es celos, rabia, frustración, resentimiento”, recomienda el especialista en psicología de la conducta.

El proceso de acercamiento a la lectura es una combinación de variables: talento, modelaje y práctica. se trata de aquello que traemos predeterminado en nuestro código genético y aquello que observamos y adquirimos de nuestro entorno. Lo cierto es que la lectura trae muchos beneficios para nuestros niños.

“Desde el punto de vista psicológico, neurológico en relación con el tema de la lectura,  sobre todo de la lectura frecuente. Amplía el vocabulario, activa la imaginación, mejora la confianza, reduce el estrés, activa numerosas áreas del cerebro”, enumera Yagosesky .

Agrega que la lectura también mejora nuestras relaciones porque nos está diciendo cómo actúan las demás personas, incluso potencia el pensamiento lógico, el pensamiento interpretativo. “Gracias a una investigación en 12 o 13 países, se estableció como conclusión que el 70 de los lectores decía que se sentían más felices.  Por ello afirmamos que sí existe una relación entre bienestar emocional, activación de distintas zonas del cerebro y el hábito de la lectura”.

“Es necesario leer, es necesario tener el libro en la mano o el libro digital. De lo que se trata es de dar el paso, de aproximarse y de entender que si lo hacemos unos pocos minutos al día vamos a desarrollar la afición, el gusto, el hábito y próximamente con la gestación de ese hábito aquello que al principio era un poco raro y hasta incómodo se va a convertir en una costumbre fascinante”, destacó el Dr Renny Yagosesky.

Seamos #Enprogresivo ese espejo que aproxima a nuestros hijos al mundo de la lectura, entremos con ellos a este viaje, sin retorno.

El Dr. Renny Yagosesky frecuentemente se encuentra dictando talleres y charlas en las distintas áreas vinculadas al desarrollo humano a través de sus cuentas en las redes sociales @DoctorRenny y en su web http://doctorrenny.com/

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar