Opinión

Inmo Temas | ¿A dónde más voltear para invertir en bienes raíces?

Cuando las alternativas locales no son suficientes, mirar a economías más sólidas puede ser la respuesta.


Cuando se trata de inversiones en bienes raíces, la razón fundamental puede que sea lograr seguridad y cierto grado de rentabilidad en el mediano o a largo plazo, de acuerdo por supuesto al tipo de inmueble y función que se le dará a este.

Ahora bien, ¿qué sucede si la economía y otros factores en su país de origen parecen no ofrecer esas expectativas? La respuesta puede que sea lo que sugiere el título de este artículo: indagar o investigar qué está pasando con el mercado inmobiliario de otras naciones de las que pudiera obtener mejores ventajas.

Como se mencionó en el artículo anterior titulado <<Si quiere negociar un inmueble, ensaye estas técnicas>>, el primer requisito como adquiriente es determinar la razón o el por qué de invertir, y luego, el para qué quiere hacerlo.

Es muy probable que las respuestas que se consiga le lleven a hacerse la siguiente e inmediata pregunta lógica, ¿y dónde hacerlo? Examine nuevamente sus motivaciones subyacentes y estas seguramente le acercarán a los probables lugares más convenientes ―si estando aquí aún siente que necesita ayuda, no dude en solicitarla de un profesional que maneje el mercado inmobiliario internacional.

Si hizo algo de investigación como se sugirió al principio, es probable que haya cotejado los posibles precios que se manejan en el país destino con el presupuesto disponible. Para ello haría inventario de su patrimonio líquido ―dinero en efectivo en cuentas― sumado a aquel que pudiera ser relativamente rápido de liquidar o vender a esos fines.

Tome en cuenta que muchas veces liquidar bienes patrimoniales, sean del tipo financiero, inmuebles, fondos de comercio, entre otros, significaría un redireccionamiento de esos capitales a lugares donde brinden mayor seguridad, y eventualmente, ingresos a través de una renta periódica o plusvalía con el correr del tiempo. Es decir, se trata de cambiar alternativas actuales de inversión menos ventajosas, por otras que sí lo serían.

Para darle una buena idea de lo que está pasando en la materia de inversión inmobiliaria extranjera, póngase como ejemplo el sur de la Florida, EE. UU. de América, y fíjese en las siguientes cifras mencionadas por la National Association of Realtors ―conocida por sus siglas NAR’s―, en su informe «2020 Profile of International Residential Transactions in Florida«.

El informe se titula como sigue y arroja las siguientes y llamativas cantidades:

«Origen de los compradores extranjeros: Los compradores latinoamericanos / caribeños constituyeron la mayor fracción de los Compradores de Florida, con un 37%, pero constituyeron una parte mucho menor en comparación con el período de 12 meses anterior (43%).

El segundo el grupo más grande de compradores fueron los canadienses (21%), seguidos por los europeos (20%), compradores de Asia y Oceanía (8%), y por último africanos (2%). El origen del 13% de los compradores no fue identificado por los encuestados.

En cuanto al número de compradores extranjeros, los principales países de origen de los extranjeros compradores fueron Canadá (21%), Brasil (7%), Argentina (6%), Venezuela (5%), Colombia (5%) y el Reino Unido (5%). La fracción de compradores de estos países disminuyó en comparación con el período de 12 meses anterior, excepto los del Reino Unido.

En términos de volumen de dólares, los canadienses compraron $ 3.2 mil millones en propiedades, seguido por los brasileños, $ 1.4 mil millones; los venezolanos, $ 900 millón; los compradores del Reino Unido, 600 millones de dólares; argentinos, $ 600 millones; y colombianos, $ 500 millón.

Los volúmenes en dólares de las compras de todos los compradores principales cayeron en niveles durante el período anterior de 12 meses, excepto en Reino Unido y Venezuela, donde las ventas se mantuvieron estables».

Como puede observarse, la dinámica de inversión extranjera de los países mencionados es concluyente de acuerdo a lo que pasó en el año 2020, y a la vez concordante con la tendencia de inversión durante al menos los últimos 5 años en el estado de la Florida, incluso comparado con otros estados de la unión o que siguen direccionando las compras a este estado. Algo similar, pero en menor cuantía, podría decirse de la Riviera Maya, por mencionar uno de tantos destinos interesantes para las inversiones inmobiliarias.

Cabe destacar, como nota aclaratoria difícil de dejar a un lado, la capacidad de recuperación de la economía estadounidense, que a finales aproximadamente del primer trimestre del año 2020, ―y producto de la declaración de la pandemia―, registró una desaceleración importante de las operaciones inmobiliarias en el estado de la Florida, para luego inesperadamente retomar su normalización a finales de junio de ese mismo año. Y sigue creciendo.

Llegado a este punto, ¿Qué podría usted hacer a partir de esta información si desea buscar un destino seguro para sus capitales? Sencillamente verificarla. Como siempre, la recomendación es hacerlo con un profesional inmobiliario o empresa que esté capacitado para asesorar a inversionistas extranjeros, tanto en los EE. UU. como en otros países donde pueda operar siguiendo los protocolos para transacciones seguras y con el soporte apropiado en el país de destino.

¿Pero qué pasa si su disponibilidad presupuestaria no le permite invertir en el extranjero? De eso se estará conversando en el siguiente artículo de utilidad para usted.


Autor: Alejandro S. Flores G.

Corredor Inmobiliario Certificado.

Agente Inmobiliario Internacional Certificado.

Vicepresidente Cámara Inmobiliaria del Estado Falcón.

E: inmotemas@gmail.com

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar