Especiales

Se trabaja para restablecer agua por tuberías

A propósito del Día Mundial del Agua, el presidente de Hidrofalcón, Andrés Maldonado, reiteró la importancia de cuidar este recurso, destacando el aumento de su producción en el estado, los buenos niveles de los embalses y el despliegue de la hidrológica en todos los ejes para garantizar el servicio por tubería.


Cada gota cuenta no solo es el eslogan de la Hidrológica de Los Médanos Falconianos (Hidrofalcón), sino un recordatorio del uso adecuado que debemos darle al agua, más en un estado como el nuestro caracterizado por la sequía, donde “los grandes centros poblados como Paraguaná tienen la particularidad de estar muy lejos de los embalses y eso hace que el bombeo sea una tarea ardua para los hombres y mujeres que trabajan los siete días de la semana y las 24 horas del día, para garantizar el servicio”, destacó el presidente de la empresa, Andrés Maldonado.

A propósito, hizo un llamado a la conciencia destacando que el acceso al servicio de agua potable es un derecho humano fundamental y que por ende, el bombeo de agua por tubería es prioridad para la hidrológica.

“Aquí antes solo se hablaba de cisternas y del llenadero Alí Primera en el caso de Paraguaná; se tenía una producción de agua potable a la península discontinua de cuatro horas al día y 120 litros por segundo que nada más daba prácticamente solo para los camiones. Además teníamos pérdidas del 95% del agua que se potabiliza en el tramo Coro-Churuguara, Las Calderas-Los Olivos y Coro-Punto Fijo, lo cual llevó a que se sobreexplotaran los embalses y llegaran a niveles críticos, por lo que nosotros establecimos un sistema de administración de los embalses para monitorear sus niveles y la extracción segura, eso es algo que se hace por primera vez”, expuso. 

De acuerdo con Maldonado, durante este primer año de gestión han priorizado zonas que no disfrutaban del servicio de agua por tubería desde hace 8, 12 y hasta 15 años como en el centro de Punto Fijo, municipio Carirubana o Villa Marina y Cumajacoa, en el municipio Los Taques.

Maldonado: “Es importante el llamado a la conciencia de la colectividad falconiana en cuanto al uso del agua, cada gota cuenta”.

Aumento de la producción

Y esto ha sido posible tras recuperar la gobernabilidad de la hidrológica, acabar con “las mafias” en el Centro de Distribución Alí Primera y aumentar la producción de agua potable hacia la península en más del 180% en el 2020 en comparación con el 2019, pasando de 600 litros por segundo a 1.800 litros por segundo, “lo cual ha permitido que podamos cumplir con compromisos tanto con el Centro de Refinación Paraguaná para la producción de combustible y de gas, como para ir normalizando el tema de los cronogramas de bombeo y de distribución”, acotó.

Además, se retomó la comunicación entre la hidrológica y los usuarios, la divulgación de los cronogramas y la organización de las Mesas Técnicas de Agua, “nosotros creemos que la única forma de estabilizar el servicio pero además mantenerlo en el tiempo, es involucrando al poder popular organizado para reparar roturas de aguas blancas y garantizar que la hidrológica no vuelva a caer en el estado en el que la encontramos con más de 40 vehículos inoperativos y con las estaciones de bombeo desvalijadas”, sostuvo.

Cree que la única forma de estabilizar el servicio pero además mantenerlo en el tiempo, es involucrando al poder popular organizado para reparar roturas de aguas blancas “y garantizar que la hidrológica no vuelva a caer en el estado en el que la encontramos con más de 40 vehículos inoperativos y con las estaciones de bombeo desvalijadas”, sostuvo.

—¿Por qué sucedió esto?

—Porque se había perdido la gobernabilidad de la hidrológica, ya se va a cumplir un año desde que me tocó asumir esta gestión y me tocó recibirla en un estado de bastante deterioro, de poca producción de agua potable y con largos ciclos de frecuencia de bombeo sobre todo en Paraguaná; el Centro de Distribución Alí Primera no lo estaba controlando Hidrofalcón y había llenaderos clandestinos por doquier, ahora es un centro de formación.

Renovación: Hoy el Centro de Distribución Alí Primera luce otra cara y se eliminaron las mafias.

»El año 2020 fue el año de recuperar la gobernabilidad de la empresa, ya nosotros controlamos todos los procesos de la hidrológica y el 2021 es el año de la estabilización del servicio de agua potable por tubería en Falcón. La meta es que este año se normalice el servicio en el estado y en Paraguaná, con la próxima activación del Acueducto Bolivariano que aportará 300 litros por segundo y con el aumento de la producción de agua por El Falconiano al menos a 800 litros por segundo, para un promedio de 1.200 litros por segundo.

—¿En qué se ha avanzado para lograr esa meta este año?

—Nos hemos enfocado en el aumento de la producción de agua potable, en las captaciones de los embalses, en la conducción de las tuberías, en la distribución del agua, en la disminución de las pérdidas por tomas clandestinas, en la recuperación de estaciones de bombeo e instalación de equipos; tenemos cinco frentes de reparación de roturas en el Acueducto El Falconiano y estamos haciendo los respaldos eléctricos que se habían perdido también e instalando nuevas líneas de conexión eléctrica en el centro de distribución Alí Primera; haciéndole mantenimiento a las líneas de alta tensión de la estación de bombeo Los Olivos y colocando plantas eléctricas en las balsatomas en los embalses, esto con el fin de que en un corto o mediano plazo podamos contar con respaldos eléctricos que nos permitan la continuidad del servicio a pesar de que se presente alguna falla eléctrica.

»Asimismo, hemos disminuido las pérdidas mediante un plan de corrección de múltiples roturas en los acueductos que nos permite también cuidar los embalses. Además, acabamos de reactivar la estación de bombeo del embalse El Mamito, en Dabajuro y hemos reactivado el Acueducto Bolivariano; ya hoy en día el occidente falconiano cuenta con servicio de agua potable por el Bolivariano y actualmente estamos realizando un importante dragado del embalse Matícora cuya primera fase debemos terminar en este primer semestre, para que el agua pueda llegar a la torre toma y darle continuidad al bombeo.

Enfoque: La hidrológica está desplegada en todo el estado para mejorar el servicio y recuperar progresivamente su cobrabilidad, y garantizar su sostenibilidad.

—¿Cuál es la situación actual de los embalses?

—Durante el 2020, sobre todo en el último trimestre, tuvimos una recuperación de los embalses El Isiro, Matícora, El Mamito, El Cristo, Mapará, Tocuyo de la Costa e incluso de los sistemas Hueque-Barrancas, donde hicimos por primera vez en muchos años mantenimiento a las captaciones de los ríos, algo que se había dejado de hacer y por eso cuando llovía no entraba agua a los embalses, trabajos que han permitido que en Barranca, por ejemplo, donde la captación es por balsatoma debido a que lo llevaron al nivel muerto hace muchos años, actualmente tengamos incluso captación por gravedad y haya crecido más de 88 centímetros en las últimas dos semanas.


Nuestros embalses actualmente en el 2021 tienen un mecanismo de extracción seguro que permite la continuidad del servicio de agua a todas las poblaciones; antes se sobreexplotaban, ahora monitoreamos sus niveles y definimos su extracción segura.

destacó Maldonado.

Dato clave

La producción de agua potable hacia la península aumentó en más del 180% en el 2020 en comparación con el 2019, pasando de 600 litros por segundo a 1.800 litros por segundo.


El ingeniero explicó que cada 10 años hay un período de recarga de los embalses y aseguró que actualmente estos cuentan con buenos niveles para garantizar el agua hasta que inicie el nuevo período de lluvias y se vuelvan a recuperar.


Obras priorizadas 2021

Se ejecutan 57 proyectos para el primer semestre, entre los más importantes están: 

-Sistema El Mamito en Dabajuro;

-Estación de bombeo de Játira-Tacarigua en la costa oriental;

-Rehabilitación de la estación de Jadacaquiva en el municipio Falcón, para en 15 días aproximadamente darle agua por tubería a esta comunidad después de 12 años sin servicio;

-La culminación de la primera fase del dragado de Matícora y

-La consolidación del Acueducto Bolivariano hacia Paraguaná.

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar