Ciencia

Lo que se debe saber de la vacuna rusa EpiVacCorona

El fármaco producido por el centro Véktor fue patentado y registrado por Rusia en septiembre del año pasado y esperan fabricar al menos 11 millones de dosis en los primeros seis meses de 2021.


Venezuela anunció el lunes que la segunda vacuna rusa para el COVID-19, la EpiVacCorona, será incluida en el plan de vacunación del país.

“Le damos la bienvenida a la EpiVacCorona a Venezuela. Agradecemos al presidente Putin, a su gobierno y al pueblo ruso por esta extraordinaria y buena noticia para Venezuela. Se suma al plan de vacunación“, dijo la vicepresidenta, Delcy Rodríguez, quien no detalló cuántas dosis traerán al país ni la fecha en que llegarán.

La EpiVacCorona, que aún no ha sido aprobada por la OMS, fue patentada y registrada en septiembre del año pasado por Rusia, que hasta ahora ha presentado otras dos vacunas para el virus, la Sputnik V, que en Venezuela sumó el lunes 50.000 nuevas dosis, y la CoviVac, cuya fase III de las pruebas clínicas está prevista para este mes.

De acuerdo con Tatiana Nepómniaschij, subdirectora del centro Véktor, encargado de desarrollar la EpiVacCorona, este fármaco fue creado a partir de la plataforma tecnológica peptídica, a diferencia de la Sputnik V, elaborada a partir de un vector viral.

Esta tecnología, explicó en entrevista a RT, significa que su componente activo está formado por tres péptidos (moléculas formadas por varios aminoácidos mediante enlaces peptídicos): “Tres pequeñas partes de la proteína superficial S del coronavirus que escogimos con ayuda de simulación por computadora”.

Estos péptidos son escogidos por especialistas en las regiones menos inmunodominantes de la proteína y son incorporados a la proteína portadora, “que en este caso es la proteína N del coronavirus que también sirve de fuente adicional de epítopos de las células T”.

Es decir, continúa Nepómniaschij, la vacuna crea tres líneas de protección: una que consiste en formar una reserva de anticuerpos que impiden que la proteína S del virus se una al receptor celular.

Si la primera línea de protección es superada, entonces viene la segunda línea: “Las dos segundas reservas de anticuerpos, la segunda y la tercera, se forman contra los siguientes dos péptidos, o sea, contra el llamado péptido de fusión”.

La subdirectora explicó que los anticuerpos desarrollados por la vacuna impiden que el virus fusione su membrana con la membrana de la célula, que es lo que conlleva a que el virus pueda introducirse en la célula.

“Si esta línea de protección tampoco funciona, entonces se activan tanto la respuesta inmune celular como la respuesta inmune humoral, y la célula infectada es destruida, impidiendo que el virus se reproduzca e infecte las células vecinas sanas”, dijo.

También aseguró que la EpiVacCorona es eficaz contra todas las cepas del coronavirus: “Por el momento, ninguna mutación ha entrado entre los péptidos que hemos seleccionado. No tenemos ninguna razón para considerar que la vacuna no funcione o no sea efectiva, porque todos los datos experimentales que tenemos demuestran que la vacuna es eficiente”.

La EpiVacCorona es de un componente y se suministra en dos inyecciones bajo un período de 21 días. Se conserva y transporta, de acuerdo con la experta, a una temperatura de entre 2 y 8 grados sobre cero, así que sería posible, dijo, trasladarla a poblaciones más alejadas.

El centro Véktor espera producir 11 millones de dosis de EpiVacCorona en los primeros seis meses del año. En febrero ya se habían fabricado 475.000 dosis del fármaco, que Rusia ya autorizó para inmunizar a mayor de 60 años de edad.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar