Internacionales

CDC: Riesgo de contagio de COVID-19 a través de superficies es bajo

Nuevas pautas de los CDC sugieren que quizá no sea necesario desinfectar superficies y objetos para prevenir el coronavirus.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dicen que la desinfección de superficies y objetos para prevenir el COVID-19 quizás no sea necesario hacerlo.

Diversos estudios han revelado que el riesgo de infección por el nuevo coronavirus a través de superficies contaminadas es bajo, y puede cuantificarse en menos de 1 en 10.000, que en otras palabras significa que el contacto con una superficie contaminada tiene menos de 1 en 10.000 posibilidades de causar una infección.

También dice el documento que los estudios de supervivencia del virus en superficies demuestran que el 99% de las partículas infecciosas del SARS-CoV-2 desaparecen en 3 días en superficies no porosas como acero inoxidable, plástico y vidrio, que se encuentran en ambientes interiores típicos de casas y oficinas.

Por último, dice el documento que el uso de agua y jabón para limpiar las superficies es suficiente para eliminar cualquier partícula viral que haya podido estar presente en alguna superficie, por lo que el uso de desinfectantes para la limpieza solo está indicado para aquellos lugares donde se sabe que ha estado una persona infectada, como en una casa o la oficina.

El Dr. Elmer Huerta destacó a través de su podcast las nuevas recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) con respecto a la limpieza de superficies para prevenir el covid-19.

Vectores pasivos vs activos

Huerta detalla que es importante defirnir lo que los especialistas denominan “fomite” como cualquier objeto o superficie inerte que al contaminarse con un agente patógeno o causante de enfermedad puede servir como un vínculo de contagio. Es por eso que a los fómites se les denomina vectores pasivos (a diferencia de un mosquito, por ejemplo, que se considera un vector activo).

Fómites son la ropa, el cabello, el botón del ascensor, el zapato, el lapicero, la bolsa de plástico o la caja de alimentos del supermercado, la baranda del ómnibus, u otros objetos que puedan estar contaminados con el nuevo coronavirus.

De acuerdo con los CDC, varios factores determinan la posibilidad de que el nuevo coronavirus pueda adquirirse tras tocar un fómite, entre ellos:

  • La frecuencia de la infección en la comunidad,
  • La cantidad de virus que expulsan las personas infectadas,
  • El aire y ventilación del lugar en que se encuentra el fómite (vector pasivo)
  • Factores ambientales como la temperatura y la humedad que pueden dañar al virus,
  • El tiempo entre el momento en que se contamina una superficie y el momento en que una persona toca esa superficie,
  • La eficiencia de la transferencia del virus de las superficies contaminadas a las manos y de las manos a la nariz, boca u ojos,
  • Y por último, la cantidad de virus necesaria para causar una infección.

Agua y jabón es suficiente

Si bien es cierto que las personas pueden infectarse con el nuevo coronavirus al tocarse la cara luego de haber tenido contacto con superficies contaminadas, el riesgo de contagio por esa ruta es bajo.

El modo principal de contagio con el SARS-CoV-2 es a través de la exposición a gotitas respiratorias grandes o microscópicas que transportan virus infecciosos.

En la mayoría de las situaciones, concluye el estudio, limpiar las superficies con jabón o detergente, sin usar desinfectantes, es suficiente para reducir el riesgo.

La desinfección solo está recomendada en espacios comunitarios cerrados donde se haya sospechado o confirmado un caso de COVID-19 en las últimas 24 horas.

Es importante saber, dicen las recomendaciones, que el riesgo de transmisión por vectores pasivos se puede reducir usando una mascarilla de manera constante y correcta, practicando la limpieza general y lavándose constantemente las manos.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar