Especiales

El confinamiento y los niños con necesidades especiales

En la actualidad los casos de niños especiales en consulta psicológica han aumentado significativamente, ya que los padres observan cambios en el comportamiento.


Los niños sin dudas son un grupo de atención vulnerable y si estos tienen alguna condición especial obviamente se duplica el riesgo, ya que en muchos casos se les hace más difícil entender  el por qué se le ha violentado su rutina diaria. De allí, la importancia de nutrir a la familia de las herramientas que les permita canalizar todo lo que está sucediendo y atender directamente a ese niño, lo que garantiza la menor repercusión a nivel emocional, cognitivo y conductual, así lo explicó la psicóloga Eliuz Zavala.

En muchos casos los padres de los niños especiales esperan que estos se adapten por si solos a los cambios que se están viviendo por el confinamiento /CHERRY DOMÍNGUEZ.

“Hoy en día los niños, adolescentes y jóvenes están viviendo una realidad nueva que para todos es desconcertante, donde en muchos casos los padres de estos niños esperan que se adapten por si solos, e incluso llegando a considerar que no les afecta todo lo que está sucediendo y sin duda nada más alejado de la realidad que pensar de esta manera”, enfatizó. 

Actualmente los pequeños no tienen acceso a la escuela, no se relacionan con sus compañeros ni pueden asistir a las actividades extra curriculares. FOTO/CARLOS GARCÍA.

Zavala destacó los cambiado de un momento a otro, acentuando que los pequeños se les aísla con familiares cercanos, sin acceso a la escuela ni relaciones con sus compañeros, la suspensión de las actividades extra curriculares y sus tan importantes terapias.

“En definitiva un ritmo de vida completamente distinto a lo que están acostumbrados y ahora solo escuchan hablar del uso del tapaboca, la COVID-19, personas fallecidas, el lavado frecuente de las manos y la cuarentena”.   

Detalló que, al llevar su estilo de vidas a un espacio tan reducido y con menos posibilidades muchos niños se han visto  afectados principalmente por ese cambio de rutinas y que son muy pocos los padres que han trabajo para el establecimiento y mantenimiento de nuevas rutinas.

ELIUZ ZAVALA: “Hoy en día los niños, adolescentes y jóvenes están viviendo una realidad nueva que para todos es desconcertante, donde en muchos casos los padres de estos niños esperan que se adapten por si solos”. FOTO/CORTESÍA.

“Hay que recalcar que la principal debilidad  en los niños es es el cambio de rutina. Aunado a esto la falta de movimientos y la actividad física que, es muy significativa en la infancia siendo necesaria para su regulación, porque el sistema nervioso está en pleno desarrollo y los estímulos que proporciona sus posibilidades de aprendizaje y adquisición de habilidades requieren fundamentalmente del movimiento y la interacción”, precisó la psicóloga. 

Recomendaciones

En ese contexto, Zavala puntualizó que dentro de las recomendaciones generales siempre existen variaciones dependiendo de las condiciones del niño y la familia, por eso es esencial evaluar todas la áreas para luego establecer un plan de intervención adaptado a cada infante.

Las recomendaciones generales siempre varían dependiendo de las condiciones del niño y la familia. FOTO/CARLOS GARCÍA.

“Es preciso entender que la principal razón que genera esa alteración en los niños especiales es la ausencia de rutinas, siendo primordial establecer y mantener la nuevas rutinas, hábitos y horarios y de ser posible realizarlo en una hoja grande con mucho colores que esté a la vista del niño”, sugirió. 

La psicóloga también hizo hincapié en fijar normas y límites claros desde la amabilidad de la firmeza, es decir, buscar un equilibrio entre colocar reglas y que se cumplan, pero desde la conexión emocional del respeto.

“Cuando se presentan las crisis dependiendo de la intensidad, el representante debe inclinarse y hablar a la altura del niño y acompañarlo en lo que está sucediendo, no dejar por sentado que eso se le va a pasar, al contrario entender qué está pasando, qué es lo que siente,  por qué lo siente y que desencadenó esa crisis”, indicó.

Se deben fijar normas y límites claros desde la amabilidad de la firmeza, es decir, buscar un equilibrio entre colocar reglas y que se cumplan. FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ.

De igual forma, señaló lo importante de que el niño drene lo que está sintiendo invitándolo a bailar, correr, caminar, saltar, a jugar con las pelotas si es niños y con las muñecas si es una niña, así como imitar algún personaje de comiquita, hacer yoga, ejercicios, patinar e incluso improvisar un campamento juntos pero es necesario que el pequeño drene a través del juego.   

Es clave el tiempo de calidad para los juegos y la actividad física siendo preferible realizar estas al aire libre. FOTO/CHERRY DOMÍNGUEZ.

“El tiempo de calidad para el juego y la actividad física es clave y debe incluirse en la rutina diaria, y es preferible hacer estas actividades al aire libre y de no tener espacio abrir las ventanas para percibir el aire. Asimismo las actividades escolares deben realizarse a la misma hora y en pequeños grupos”, comentó la especialista.


Consecuencias del confinamiento


Crisis por un inadecuado manejo de las emociones.
Aumento de la ansiedad
Baja tolerancia de la frustración.
Agitación.
Necesidad de llamar la atención
Miedo, tristeza e irritabilidad
Pataletas o berrinches
Trastornos del sueño
Uso indiscriminado de la tecnología y la televisión.

Etiquetas

Marianny Chiquito

Ser Periodista, es Ser un Invitad@ VIP de la Noticia.!!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar