FalcónGenerales

Sixta Marín, ícono de la voz del tambor coriano

Fue una mujer cultora, apasionada por el canto, defendía y promovía el ritmo del tambor coriano, era una de las principales voces femeninas.



Sixta Guadalupe Marín Camacho, nace el 27 de abril de 1946 en la ciudad de Santa Ana de Coro, fue hija de Narcisa Camacho y Eliseo Marín, una familia conformada por 8 hermanos. Yasmín, Yusmar y Jesús son los nombres de sus tres hijos, los cuales le dieron la dicha de tener 11 nietos y 3 bisniestos.


Empezó a cantar desde muy pequeña en compañía de su tía, la reina del tambor Coriano Olga Camacho. Uno de sus inicios fue en los pitoquitos (programa radial que realizaba radio Coro) donde se caracterizaba por su personaje folklórico y jocoso. Posteriormente, fue acompañando la evolución del tambor coriano en conjunto con la camachera, hasta sus últimos días de su existencia. Cabe destacar, que sus hijos cariñosamente la llamaban “Adoración”, expresa su sobrina, Omarelis García Marín.

Foto/cortesia


Fue condecorada en varias oportunidades, designada como patrimonio cultural, homenajeada en el 2011 por su destacada trayectoria como solista del tambor, entre otros reconocimientos.


Defino a mi tía como una persona carismática, cómica, cultora, folklórica, admiraba su canto improvisado y el sentido de pertenencia a la coreanidad, se convirtió en un icono tanto del barrio la Guinea como en la Urbanización Cruz Verde, ella fue “Un don de gente”, expresó su sobrino Omar de Dios García.

Sobrino de Sixta Marin. Foto/ Cherry Domínguez.


En varias ocasiones Sixta expresaba:

“El día que me muera no quiero que me lloren, quiero que venga mi gente y repiquen los tambores, repica, repica, repícalo ¡sabor! y fue así, como el 4 de abril del 2021 a la edad de 74 años se despidió de este mundo terrenal acompañada de su gente entre aplausos y el repique de sus amados tambores.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar