Especiales

Los pies, símbolo erótico y sexual

Más allá de ser el ancla del cuerpo y provocar cosquillas, los pies pueden proporcionar muchas sensaciones de placer.


Los pies no solamente son los responsables de sostener todo el peso de nuestro cuerpo; para muchos representan un símbolo erótico y de placer. Tal es el caso de Ángel, un hombre de 41 años de edad, a quien unos pies con una pedicura recién hecha sencillamente lo vuelven “loco”.

“Yo me entiendo muy bien con mi esposa en el plano sexual, pero reconozco que cuando ella llega con las uñas arregladas mi deseo como que aumenta; para mí los pies de la mujer representan belleza, siempre me ha gustado admirarlos y los de mi pareja me encantan, son bellos y sexis”, reveló.

De acuerdo con el médico sexólogo, Carlos Cotiz, los pies pueden ser muy eróticos y un elemento de atracción sexual donde se conjugan varias variables; “de hecho, en la cultura occidental a las geishas se les colocan una serie de vendas en los pies para que no les crezcan, porque consideran que un pie pequeño es un símbolo de atracción e incluso le asegurará a la mujer un buen matrimonio”, expuso.

Carlos Cotiz: “Los pies pueden ser un elemento de atracción erótica y sexual”.

Algunos catalogan esa atracción como un fetiche; sin embargo, el especialista aclara que cuando una parte del cuerpo genera excitación en la Sexología se le denomina Parcialismo, “está mal entendido llamarlo fetichista porque se habla de fetichismo cuando el placer está asociado a un objeto, a un zapato o unas medias por ejemplo”, acotó.

Además, el fundador y director general del Instituto Chileno de Sexología (Inchisex) destaca que la atracción hacia los pies variará dependiendo del gusto de cada persona; “habrá a quienes les gusten por su tamaño, por lo suaves que son, por su olor, por la forma de los dedos o si tiene las uñas pintadas, es decir, hay algo que siempre va a llamar la atención y alguno de los sentidos estará involucrado; allí está la clave para entender cómo los pies pueden ser un elemento de atracción erótica y sexual”.

Zona erógena: Para muchos, la búsqueda del placer comienza por los pies.

—Sentir esta atracción hacia los pies, ¿Es una conducta normal?

—Desde mi punto de vista los pies por naturaleza pueden ser un factor muy excitante, sexual, pero sobre todo erótico cuando son estéticamente bien cuidados. Por eso no hay nada malo en rozar el cuerpo con ellos, olerlos, lamerlos o simplemente verlos como un símbolo de atracción erótica, ¿Por qué no? Está bien que a una persona le exciten ocasionalmente los pies u otra parte del cuerpo siempre y cuando no sea una fijación ni le genere angustia tampoco.

—¿Cuándo se considera un problema?

—Cuando el único elemento que les parezca excitante sean los pies, porque ya pasa a ser una Parafilia, es decir, cuando la persona única y exclusivamente logra excitarse a través de ellos ya sea viéndolos, tocándolos, oliéndolos o lamiéndolos; si la única fuente de placer está allí entonces sí hay un problema, pero lo importante es identificarlo para canalizarlo con la ayuda de un profesional en el área.


En la Sexología, cuando una parte del cuerpo genera excitación o placer, se le conoce como Parcialismo.


Datos sobre los pies:

-En los pies hay 7.200 terminaciones nerviosas.

-La planta de los pies contiene la mayor parte de los puntos reflejos de los impulsos sexuales.


Aprende a dar un rico masaje:

Con ayuda de un aceite esencial deslice sus manos recorriendo el empeine, los talones, los tobillos. Con sus pulgares presione con suavidad la planta del pie, de dentro hacia fuera y desde el talón hacia los dedos. Acaricie los tobillos y juegue con los talones, en movimientos circulares. Roce con la yema de los dedos el empeine alternándolo con ambos tobillos.

Fuente: El País.

Etiquetas
Mostrar más

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar