Especiales

Doctor, «mi hijo mete el pie» ¿qué hago?

Los niños deben ser valorados después de los dos años de edad por el ortopedista para determinar si llevan un desarrollo normal o no.


Muchos padres llevan a sus hijos a consulta con un traumatólogo infantil porque estos pequeños “meten el pie”.

Hay que determinar las causas de estas “alteraciones de la marcha”, para obtener soluciones a tiempo.

La buena noticia es que la mayoría de estas alteraciones se corrigen con el crecimiento.

La traumatóloga Natacha Mendoza aclara que durante los primeros meses de vida influye mucho la posición que tienen los bebés dentro del útero:

“Todos los niños nacen con un genuvaro fisiológico, que es lo primero que los padres observan”.

pies niño
Foto / Cortesía

Este genuvaro es normal hasta los seis meses de vida, momento cuando adquiere la capacidad de sentarse. A partir de los siete meses de vida los miembros inferiores comienzan a rectificarse.

En esa etapa las madres ven que los niños caminan con las rodillas pegadas, acompañado de una torsión tibial  interna también fisiológica, lo que produce marcha intrarrotada, que se modifica entre los dos y cinco años de vida.

“Sepan que los niños deben ser valorados después de los dos años por un ortopedista para determinar si llevan un desarrollo normal o no”, dice Mendoza . “Solo mediante el examen físico podemos determinar hasta qué punto el desarrollo es normal  y cuándo se convierte en patológico”, añade. 

-¿Qué patologías deben tratarse y cómo?

-Existen patologías que sí pueden causar marchas intrarrotadas, como la enfermedad de blount, metatarso aducto o torsión tibial interna patológico. Esta solo se determina mediante la realización de radiografías y mediciones radiológicas según cada caso, “que nos permite saber si están dentro de los valores normales o no”.

¿En qué momento se determina el tratamiento?

Cuando se determina si el desarrollo es patológico se implementan los tratamientos ortopédicos , que pueden ir desde la utilización de zapatos ortopédicos o incluso la corrección quirúrgica, depende de la patología en específico.

pies
Foto / Cortesía

«Lo que puede parecer patológico para los padres, para el ortopedista puede ser normal».

-¿Cuáles entidades son patológicas desde el nacimiento?

Las displasias de cadera o el pie equinovaro congénito. Estas entidades son identificadas por el pediatra, quien los refiere con un ortopedista infantil; por lo general estas dos patologías son de tratamiento quirúrgico.

Dato:

Caminar descalzo es sano para los niños y ayuda al desarrollo normal de los miembros inferiores.

¿Pie plano?

«Existen otras alteraciones que preocupan a los padres, como la ausencia del arco plantar interno, o pie plano. Los niños hasta los dos años tienen una almohadilla grasa en la planta del pie que da la impresión de un pie plano, esta almohadilla disminuye después de los dos años, antes de ese momento normalmente se indica permitir que los niños caminen descalzos  sobre terreno irregular».

Traumatóloga Natacha Mendoza
Natacha Mendoza Yance, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología.
Foto / Cortesía

Perfil de la traumatóloga:

Natacha Mendoza Yance

Profesión: Médico cirujano, egresada de la Unefm

Especialidad: Cirugía ortopédica y traumatología, egresada del HUAVG

Docente de postgrado de Cirugía Ortopédica y Traumatología del HUAVG.

Fuentes:

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar