Espectáculos

Finaliza el servicio fúnebre del príncipe Felipe

A medida que el servicio llegó a su fin, las cornetas interpretaban «Estaciones de acción», que tradicionalmente suenan en un buque de guerra naval para indicar a la tripulación que vaya a las estaciones de batalla.


Al finalizar el servicio fúnebre del príncipe Felipe la reina Isabel II fue conducida por el Decano de Windsor fuera de la capilla. La ceremonia duró aproximadamente 50 minutos.

Fuera del porche de Galilea, el Bentley llevó a la reina de regreso a los apartamentos estatales en el Castillo de Windsor.

Otros miembros de la familia real siguieron a la monarca mientras se dirigió al vehículo.

Bandas militares rindieron tributo a Felipe

El coro finalizó su servicio y su lugar fue ocupado por los clarines de Royal Marines y los trompetistas estatales de la Household Cavalry.

Los cornetas tocan el «Último mensaje», seguidos por los trompetistas estatales que tocan la diana.

A medida que el servicio llegó a su fin, las cornetas interpretaban «Estaciones de acción», que tradicionalmente suenan en un buque de guerra naval para indicar a la tripulación que vaya a las estaciones de batalla. Este llamado fue solicitado por el príncipe Felipe.

El arzobispo de Canterbury siguió con la bendición. La congregación se puso de pie mientras el coro cantó el himno nacional y puso fin al servicio.

La reina estaba sentada sola

La familia real se adhiere estrictamente a los protocolos del Reino Unido por el COVID-19. Como tal, la reina estaba sentada sola para seguir las restricciones actuales.

Todos los huéspedes que no sean miembros de la misma casa debían sentarse a unos 2 metros de distancia.

La reina y el difunto príncipe Felipe habían estado en una ‘burbuja’ con algunos miembros de su hogar durante el último año, por lo que no es elegible para unirse con otros miembros de su familia.

El duque de Sussex y el duque de Cambridge estaban sentados uno frente al otro en la capilla de San Jorge, William permaneció junto a su esposa Catherine, la duquesa de Cambridge. El príncipe Harry también se sentó solo.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar