Especiales

Paz: Un desafío mayúsculo y posible

Necesario es identificar el cambio viable y qué hacer para generar las transformaciones deseables.


La paz amerita comenzar a imaginarla, planearla y a construirla para que alguna vez sea realidad. Colombia no escapa de ese requisito.

La Gallup Poll (que mide el estado de ánimo de la Colombia urbana desde hace 25 años), realizó encuestas en las cinco grandes ciudades de ese país entre el 14 y el 22 de febrero de 2020.  Una de las conclusiones de la encuesta fue que:

“Tres de cada cuatro colombianos considera que la implementación del Acuerdo de Paz va por mal camino y el 69 % no cree que las FARC vayan a cumplir con lo pactado ni tampoco el gobierno”.

También revela esa encuesta que, por primera vez en diez años, “hay más colombianos que creen que el Gobierno no será capaz de devolverle las tierras a los desplazados” que los que aún conservan la fe. 

Los ciclos de violencia parecen no cesar. Sobre ese contexto la directora ejecutiva de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), María Victoria Llorente, propone pasar de la idea de la paz grande a imaginarse cuál es la paz posible.

Este planteamiento implica no limitarse a la desmovilización y la dejación de armas, sino que aspira también a cambiar las condiciones y factores de reproducción de la violencia. 

colombia de paz
Directora ejecutiva de la Fundación Ideas para la Paz, María Victoria Llorente. / Google

El punto que defiende Llorente es que esa paz tiene que ser viable y creíble para la población. Pero, ¿cómo lograr ese objetivo? El Estado debe aportar soluciones que cambien de manera real y positiva “la vida cotidiana de las personas”, asevera.

Concreción de esa paz

-Se concreta a nivel territorial. En las zonas donde la violencia se repite y donde la pobreza extrema, y la dependencia de economías criminales y la fragilidad estatal son la norma.

¿Qué requiere esa paz posible?

-Avanzar decididamente en la protección de todos los ciudadanos, especialmente de lo más vulnerables, con una estrategia de seguridad que parta de la lectura del contexto y la generación de confianza con las poblaciones.

Avanzar en el desarrollo con enfoque territorial, con intervenciones flexibles y coherentes con las realidades locales. La inclusión activa de las comunidades y la generación de capacidades locales.

Propone Llorente, politóloga egresada de La Universidad de Los Andes de Colombia, enfocarse más en soluciones y capacidades que en los problemas “y en quién tiene la culpa o quién es el salvador”. Convoca  a sus coterráneos  “a cooperar en medio de nuestras diferencias”.  (Noticias FIP,  25 de septiembre de 2020)

Clave:

Reconocer que los cambios sostenibles emergen de abajo hacia arriba.

Perfil de Llorente:

  • Politóloga de La Universidad de Los Andes de Colombia, especialista en temas de crimen y violencia.
  • Entre 1988 y 1994 fue asesora de la Consejería Presidencial de Paz, la Consejería Presidencial para la Defensa y la Seguridad Nacional, de Colombia.

Fuentes:

https://lasillavacia.com/efecto-anti-teflon-duque-y-otras-conclusiones-gallup-75660

http://www.ideaspaz.org/publications/posts/1902

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar