Ciencia

Avances en la industria sanitaria China cooperará con El Caribe

Una de las regiones más afectadas del mundo por la COVID-19, y que ha debido importar insumos hospitalarios para sortear la pandemia.


La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, concedió una entrevista a Xinhua en la que resaltó la necesidad de «apuntalar la industria de la salud» en el tema de las vacunas y de producción de medicamentos, «porque nuestra región importó prácticamente todos los insumos que requería para esta pandemia».

En esta línea, Bárcena señaló que «la cooperación al desarrollo con China es importante y se ha diversificado en esta región» e instó a los países a considerar en el campo sanitario «las experiencias de China y la India, que son más cercanos en cierta medida a los problemas de desarrollo que tenemos en nuestra región».

«Poder realmente contar con la cooperación en campos de carácter estratégico, como es el caso de la parte sanitaria, de salud, y cómo trazar también un rumbo un poco diferente para encarar las futuras emergencias que pueda tener el mundo es un gran tema de relacionamiento», apuntó la secretaria ejecutiva.

Añadió al respecto que China «tiene grandes avances en materia digital, tecnológica, incluso para el combate de la COVID-19, que es algo que deberíamos explorar con mayor profundidad».

Dijo que países como Argentina, Brasil, Cuba, México, Costa Rica y Chile cuentan con capacidades para elaborar vacunas propias y compartidas, y puso de ejemplo los acuerdos entre el laboratorio chino Sinovac y Brasil. Según ella, se ven posibilidades de avanzar «tanto por el lado de la oferta, como de la demanda en salud».

Asimismo, se debe procurar la infraestructura para distribuir estos insumos y así «poder llevar adelante un proceso de vacunación mucho más inclusivo», en medio de la incertidumbre que ha generado la disponibilidad de vacunas contra la COVID-19 alrededor del mundo, aseveró.

Respecto de la cooperación con China en esta materia, Bárcena destacó que el país asiático «ha sido muy solidario y uno de los que más ha contribuido en el envío de vacunas oportunas. Por ejemplo en Chile, sabemos que prácticamente las vacunas que han llegado son de Sinovac y ahí hay un reconocimiento a China».

Al hablar de otros terrenos prioritarios de cooperación entre China y la región en la era post pandemia, Bárcena destacó el fenómeno del cambio climático.

«Creo que hay inversiones que China quiere llevar adelante en nuestra región y es muy importante que tengan componentes de acción climática y poder realmente trabajar conjuntamente en aras de cumplir el Acuerdo de París.»

Por otro lado, la agricultura y lo digital también son asuntos importantes para poder avanzar en el relacionamiento con China, señaló Bárcena, quien agregó que en el área de la infraestructura y electromovilidad, entre otras, el país asiático tiene una gran experiencia.

«Creo que podría ser muy importante promover en esta materia tecnológica de infraestructura, de transporte en general. Por un lado la tecnología digital, que requiere de infraestructura. Por otro lado, la infraestructura de transporte puede influir también en la parte ferroviaria y digital», explicó.

En medio de la pandemia mundial de la COVID-19, Latinoamérica y el Caribe acumulan alrededor del 28 por ciento de todas las muertes por la neumonía, pese a que la región representa solo el 8 por ciento de la población global. Se han reportado en esta región más de 870.000 decesos y 27,6 millones de contagios.

Se suma la peor crisis económica del último siglo, cuyo impacto no se podrá compensar con la dinámica del crecimiento en 2021, ni tampoco revertir los aumentos en pobreza y desigualdad, de acuerdo con el reciente informe de la Cepal «Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2021».

El documento dio cuenta de un aumento del gasto público para sortear los embates de la emergencia y una disminución en la recaudación tributaria. En consecuencia, se incrementaron los déficits fiscales y el nivel promedio de deuda pública de los países llegó al 56,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar