Internacionales

Acto religioso de Israel deja decenas de muertos

La reunión fue posible este año por la reciente disminución de Israel en los casos diarios de COVID-19.


Al menos 44 personas murieron en una estampida durante un evento religioso masivo en el Monte Merón, en el norte de Israel, informaron los servicios de emergencia.

Los asistentes estaban celebrando la festividad religiosa de Lag B’Omer, el evento público anual más grande de Israel. Este conmemora la muerte del rabino Shimon Bar Yochai, un sabio de la Mishnaica del siglo II cuyo libro «El Zohar» es la base del misticismo judío.

«Esta es una de las peores tragedias que he experimentado. No he visto nada como esto desde que entré en el campo de la medicina de emergencia en el año 2000», dijo Lazar Hyman, vicepresidente de la organización de emergencia de voluntarios United Hatzalah, quien estaba en la escena.

Miles de personas fueron empujadas por una escalera y se aplastaron unas a otras, dijo, y agregó que la policía está investigando qué provocó el incidente.

El primer ministro Benjamin Netanyahu tuiteó sobre el incidente y dijo que había ocurrido un «gran desastre».

«Todos estamos orando por el bienestar de los heridos. Mi fuerza a quienes realizan los esfuerzos de rescate y que operan en el lugar».

Cada año, cientos de miles de judíos, muchos de ellos ultraortodoxos, acuden en masa al sitio de la tumba de Bar Yochai en el monte Merón, que se encuentra en la región de la Alta Galilea en el norte de Israel, a unos 40 kilómetros al noreste de la ciudad de Haifa.

La reunión fue posible este año por la reciente disminución de Israel en los casos diarios de covid-19. Israel ha vacunado completamente a más del 58% de su población, lo que la convierte en una de las poblaciones más vacunadas del mundo.

El Ministerio de Salud del país había instado a la gente a no asistir al festival, advirtiendo que la pandemia aún no ha terminado. Sin embargo, hubo una presión significativa sobre las autoridades para que permitieran que siguiera adelante, especialmente porque se canceló el año pasado.

Zaki Heller, portavoz del servicio de emergencia ZAKA, refutó los informes iniciales de que un escenario se había derrumbado en el sitio, y dijo que la tragedia fue el resultado del congestionamiento.

Los heridos fueron transportados al Hospital Ziv en Safed, al Hospital Rambam en Haifa y al Centro Médico Galilee en Nahariya, según el director ejecutivo de United Hatzalah, Eli Pollack. Se utilizaron seis helicópteros para trasladar a los heridos.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar