Internacionales

Brasil superó los 400.000 fallecidos por la COVID-19

En medio de la tragedia, el jueves arribó al país un cargamento de un millón de dosis de la vacuna de Pfizer, la primera remesa de un contrato de 100 millones de dosis.


Brasil superó la barrera de los 400.000 muertos por coronavirus, sin ver el final del túnel por la lentitud de la vacunación y las deficiencias de gestión atribuidas al gobierno de Jair Bolsonaro, mientras este jueves arribaron un millón de dosis de vacunas Pfizer, de un total de 100 millones que el país recibirá para enfrentar la pandemia.

El ministerio de Salud notificó 3.001 decesos en las últimas 24 horas, con lo cual el balance se eleva a 401.186, superado solo por Estados Unidos. El total de infectados en catorce meses de pandemia llega a 14,5 millones, en este país de 212 millones de habitantes.

El número de muertes aumentó exponencialmente desde inicios del año: en cinco meses pasó de 100.000 a 200.000 (el 7 de enero); pero solo hicieron falta 77 días para llegar a los 300.000 (el 24 de marzo) y 37 días para alcanzar los 400.000.

Más contagiosa y bajo sospecha de ser más severa, esa variante surgió en la Amazonía, se expandió en todo Brasil y llevó a muchos países a cerrar sus fronteras con el gigante sudamericano.

Una comisión parlamentaria (CPI) fue instalada la semana pasada en el Senado para investigar la gestión de la crisis por parte de Bolsonaro y su gobierno, en el cual se sucedieron cuatro ministros de Salud desde el inicio de la pandemia.

Desde el primer caso identificado en Brasil en febrero de 2020, Bolsonaro se opuso a las medidas de aislamiento social, invocando su impacto económico negativo; rechazó igualmente el uso de mascarillas; cuestionó la eficacia de las vacunas y preconizó remedios como la hidroxicloroquina, sin eficacia comprobada contra la enfermedad.

Mientras, este jueves, Brasil recibió un millón de dosis de la vacuna de Pfizer, la primera remesa de un contrato de 100 millones de dosis fabricadas en Bélgica por la empresa alemana BioNTech y la farmacéutica estadounidense Pfizer.

La carga llegó al aeropuerto internacional de Viracopos, en Campinas, estado de Sao Paulo, y será distribuida en todo el país entre el viernes y sábado, debido a las exigencias de almacenamiento.

El año pasado, durante la primera ola, Bolsonaro rechazó una oferta inicial para la adquisición de 70 millones de dosis de Pfizer, el primer antígeno en obtener registro oficial por parte del regulador sanitario en el país sudamericano.

La falta de inmunizantes en el país es uno de los frentes que abordará la comisión parlamentaria que investiga si hubo alguna responsabilidad del gobierno de Bolsonaro en el agravamiento de la crisis sanitaria.

Los miembros de dicha comisión acordaron este jueves que la próxima semana declaren el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, y sus tres antecesores en el cargo.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar