Internacionales

China suspendió acuerdo estratégico con Australia

La decisión se produjo ante la intención expresada por Canberra de revocar un acuerdo sobre las «Rutas de la seda».


China anunció este jueves la suspensión de parte de su cooperación económica con Australia, que el mes pasado informó que quiere revocar un acuerdo sobre el proyecto chino de las «Rutas de la seda».

Esta actitud de Australia «tiene como objetivo perturbar los intercambios y la cooperación normales con China con una mentalidad de guerra fría y de discriminación ideológica», criticó en un comunicado la poderosa agencia de planificación china (NDRC).

China ha decidido suspender indefinidamente el «Diálogo económico estratégico chino-australiano» y «todas las actividades» relacionadas con él, señala el comunicado.

Las tensiones entre los dos países van en aumento desde 2018 debido a las discrepancias sobre diversos temas, desde la tecnología 5G a las acusaciones de espionaje, pasando por Hong Kong o los orígenes del coronavirus.

En medio de este contexto de crispación, el gobierno federal australiano anunció el mes pasado que rescindirá un acuerdo firmado por el estado de Victoria (sureste de Australia) para unirse a las «Nuevas Rutas de la Seda».

Entonces Pekín denunció una «medida no razonable y provocadora».

Lanzado en 2013 por iniciativa del presidente chino, Xi Jinping, este proyecto se propone mejorar los vínculos comerciales entre Asia, Europa, África y otras zonas mediante la construcción de puertos, vías férreas, aeropuertos o parques industriales.

Las relaciones entre China y Australia han sido muy tensas desde que el primer ministro australiano, Scott Morrison, pidió el año pasado una investigación internacional sobre los orígenes de la epidemia de COVID-19.

China, el primer país afectado por la pandemia, lo consideró hostil y fomentado por motivos políticos.

Como consecuencia, el año pasado China tomó medidas de represalia económica contra más de una decena de productos australianos, como cebada, carne de vacuno y vino.

Australia aprobó el año pasado nuevas leyes que permiten anular cualquier acuerdo entre representantes de un estado australiano y terceros países siempre que se considere una amenaza para el interés nacional.

Según la Constitución australiana, el gobierno federal es responsable de los asuntos exteriores y de la defensa y los estados y territorios, de sectores como la salud y la educación.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar