FalcónGenerales

El acuerdo de la Arquidiócesis sobre la muerte del padre José Alberto Medina

Se decretó que los restos reposen en Caneyes, municipio Guásimos del estado Táchira, en tierras andinas de donde era oriundo el que fuera párroco de la iglesia San Francisco.


La Arquidiócesis Metropolitana de Coro, mediante decreto suscrito por el monseñor Mariano Parra Sandoval, decretó ofrecer un novenario como sufragio en todas las parroquias de la arquidiócesis en en honor al presbítero José Alberto Medina Bernal, de 59 años de edad, quien falleciera la madrugada de este jueves 6 de mayo, por complicaciones derivadas del COVID-19.

También se decretó que los restos reposen en Caneyes, municipio Guásimos del estado Táchira, en tierras andinas de donde era oriundo; igualmente acompañar desde la oración a toda la familia en este momento de tanta tristeza y por último, hacer público el decreto.

El Gobierno Superior Eclesiástico recordó que José Alberto Medina fue ordenado sacerdote en esta arquidiócesis el 10 de diciembre del 1994, por imposición de manos y plegaria de ordenación del monseñor Roberto Lückert León. Tenía 35 años, para entonces.

Desde entonces y durante 27 años, se dedicó a trabajar incansablemente por la iglesia, desde el ejercicio de su ministerio en las parroquias San José Obrero de Cumarebo, Nuestra Señora del Carmen de Tucacas y San Francisco de Asís, en Coro, municipio Miranda.

“Medina Bernal dio testimonio de entrega a través de su celo pastoral, siendo obediente servidor de la iglesia como vicario episcopal para la vida consagrada”. A las 2:45 de la madrugada de este seis de mayo, después de una fuerte lucha, durmió en la paz del Señor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar