Deportes

Pfizer suministrará vacunas a los participantes de Tokio 2021

Las primeras entregas de la vacuna de BioNTech-Pfizer deberían comenzar «a finales de mayo«.


Pfizer y BioNTech anunciaron este jueves que han firmado un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional (COI) para suministrar vacunas contra el COVID-19 a los atletas y delegaciones de todos los países que participen en los Juegos Olímpicos de Tokio este verano.

Las dos empresas, cuya vacuna Covid domina las campañas de vacunación en todo el mundo, “se coordinarán con los comités olímpicos de todo el mundo”, dicen en un comunicado.

El COI siempre ha descartado la obligatoriedad de la vacunación para los Juegos (del 23 de julio al 8 de agosto), e incluso ha pedido que se dé prioridad a los atletas, pero lleva meses animando a que se vacune el mayor número posible de participantes.

De hecho es el segundo gran acuerdo de vacunación del Comité Olímpico Internacional. En marzo se anunció un acuerdo entre el COI y los funcionarios olímpicos de China para comprar y distribuir vacunas chinas antes de los Juegos de Tokio y los Juegos de Invierno de Pekín del próximo año.

Las primeras entregas de la vacuna de BioNTech-Pfizer deberían comenzar “a finales de mayo, en la medida de lo posible”, “para garantizar que los miembros de las delegaciones participantes reciban su segunda dosis antes de su llegada a Tokio”, afirman.

Estas dosis se sumarán a las entregas ya previstas a través de pedidos gubernamentales o de la iniciativa internacional Covax.

“Esta donación de vacunas es una herramienta más del conjunto de medidas que contribuirán a que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio-2020 sean un acontecimiento seguro para todos los participantes, al tiempo que se muestra la solidaridad con nuestro anfitrión, Japón”, declaró el Presidente del COI, Thomas Bach.

Se espera que los Juegos Olímpicos acojan a unos 11.000 atletas, pero muchos de ellos ya han sido vacunados a través de sus programas nacionales “o se les ha prometido que serán vacunados”, dijo el COI. Por lo tanto, el acuerdo con Pfizer-BioNTech podría afectar a unos cuantos miles de atletas, pero también a todos los miembros de las delegaciones.

“Al aceptar la vacuna, (los atletas y miembros de la delegación) pueden enviar un poderoso mensaje de que no sólo está en juego su salud personal, sino también la solidaridad y el bienestar de los demás”, insistió Thomas Bach en el comunicado.

El COI, con sede en Lausana (Suiza), lleva meses prometiendo que los Juegos Olímpicos serán “seguros” incluso sin una vacunación generalizada. Recientemente ha destacado los “340 grandes eventos deportivos” que han reunido a “más de 41.000 atletas” a pesar de la pandemia gracias a una batería de precauciones sanitarias.

Pero el acuerdo con Pfizer es un hito aún más importante, ya que Tokio y varios departamentos japoneses están de nuevo bajo estado de emergencia debido al aumento de los casos de COVID-19, lo que mantiene la duda sobre la continuación de los Juegos.

Las autoridades japonesas ya han decidido prohibir la entrada de espectadores del extranjero y los Juegos Olímpicos podrían celebrarse a puerta cerrada por primera vez en su historia, según declaró el viernes pasado a la AFP el presidente del comité organizador, Seiko Hashimoto.

Para tratar de apaciguar el escepticismo de la población japonesa, mayoritariamente partidaria de un nuevo aplazamiento o una cancelación, Tokio-2020 ha reforzado también la semana pasada las medidas antivirus impuestas a las delegaciones olímpicas, así como a los medios de comunicación.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar