Especiales

226 años del alzamiento de José Leonardo

La rebelión de los negros de Coro fue uno de los movimientos pre-independentistas que buscó una insurrección social contra el régimen de la esclavitud.


El historiador Luis Dovale explicó que la rebelión del 10 de mayo de 1795, se produjo en el contexto de la crisis que vivió la sociedad colonial venezolana a finales del siglo XVIII, cuyo acontecimiento significó la reacción de las clases más pobres en contra de las tremendas desigualdades sociales y económicas que se impusieron a partir de la invasión española a Venezuela y que finalmente se entrelazaron con la complejidad de causas que, en 1811 condujeron a la revolución de independencia nacional.

Dovale destacó que el estallido social o rebelión de los negros fue liderado por José Leonardo Chirino, un “zambo libre”, hijo de hijo negro esclavo con india libre. Al momento de este gran acontecimiento, Chirino, de 38 años de edad, impulsó desde la sierra coriana esta insurrección, acompañado de negros, pardos y esclavos.

226 años del alzamiento de José Leonardo
Insurrección: La rebelión de los negros que encabezó José Leonardo Chirino en la sierra coriana buscaba eliminar la esclavitud. Foto/ Cortesía

Querían libertad

El descontento transversalizado por el deseo de los esclavizados de conquistar su libertad, la de sus esposas e hijos, los impulsaba a odiar y a luchar para acabar con el oprobioso e inhumano sistema de ese momento. Dovale narró que las duras cargas fiscales o impuestos que abusivamente cobraban los agentes reales o alcabaleros en los caminos por donde diariamente debían pasar decenas de pequeños productores agrícolas libres para ir a comercializar los frutos de sus labranzas, cuyas quejas no encontraban audiencia en las altas instancias coloniales, razón por la cual se creaba aún más el gran malestar.

“Igualmente la pretensión de los indios tributarios que se les eliminaran las cargas fiscales conocidas como demora, que desde tiempo atrás les obligaban a entregar y, finalmente, las prédicas de un enigmático curandero llamado ‘Cocofio’ quien aseguraba que el Rey había aprobado una Real Cédula que abolía la esclavitud, aun cuando aquello nunca fue cierto. Todo esto condujo a un gran descontento que se manifestó ese 10 de mayo de 1795”, acotó.

Enfrentar la monarquía española

Por su parte, la historiadora Dulce Marrufo Olivera dijo que la sublimación de José Leonardo fue planificada para enfrentar el Estado monárquico español, el cual se conectó con el alzamiento que se dio dos meses después de la sierra coriana en Cuarazao. “Fue un movimiento coordinado pero político, porque buscó enfrentar una política del estado español que se estaba ejecutando en las colonias y que estaba generando todo ese proceso de empobrecimiento aún más de este sector social que hizo vida en la colonia”, agregó.    

Expuso que la revolución democrática burguesa de Francia impulsada por el auge que tuvieron las ideas de la ilustración del siglo XVIII, reordenó de alguna manera la expansión del capitalismo en su búsqueda de territorios y por ende, el control de mercados.

“Abolir la esclavización en las colonias de este continente que controlaba España, fue una de las razones por la cual capitales de naciones como Holanda, Francia e Inglaterra, por ejemplo, se dedicaron a financiar levantamientos e insurrecciones como objetivo político dirigido a  sacar el control de España de estos territorios e imponer formas de control de gobiernos a través de las repúblicas”, resumió Marrufo.


Los insurrectos fueron derrotados por la milicia colonial apoyada por los indios Caquetíos aliados de la corona, la mayoría ejecutados en el acto, sin formalidad de juicio. 

Historiador Luis Dovale.

-José Leonardo Chirino nació el 25 de abril de 1754. 

-Lideró la insurrección desde Macainilla.

-Murió en Caracas el 10 de diciembre de 1796, quien fue juzgado por la Real Audiencia, declarado culpable y condenado a morir en la horca. Su cabeza fue colocada en una jaula en el camino hacia Coro y sus manos cortadas y ubicadas en la sierra. No conforme con ello, su mujer y sus tres hijos fueron vendidos como esclavos.

Etiquetas

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar