Internacionales

Claudia Blum renuncia a su cargo de Canciller en Colombia

La titular del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia será por ahora la vicecanciller Adriana Mejía.


La canciller de Colombia, Claudia Blum, renunció a su cargo por medio de una carta ante la Casa de Nariño, lo que significa que se va del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país, confirmó el diario El Tiempo.

La renuncia es de carácter “irrevocable”, es decir, que da por terminado su cargo en el Ejecutivo colombiano de manera unilateral, y para hacerla efectiva de inmediato.

Por ahora quedará como titular del Ministerio de Relaciones Exteriores la vicecanciller Adriana Mejía.

Esto significa que Blum no irá a Europa, un viaje que tenía previsto para el fin de semana en el cual iba a lanzar una ofensiva para contrarrestar la imagen negativa entre varias autoridades que señalan al gobierno del presidente Iván Duque de violar los derechos humanos, en medio de los 15 días de manifestaciones que ha vivido el país.

Hasta este miércoles la funcionaria estuvo siguiendo su agenda, en su participación en la XXVI reunión del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, donde se adoptó el Estatuto Migratorio Andino.

Su salida se da en medio de diversos reclamos que ha recibido el país de la comunidad internacional, ante lo cual la Cancillería fijó posición el viernes pasado y señaló que el país rechazará “las declaraciones externas que no reflejan objetividad y que buscan alimentar la polarización en el país” y que “Colombia es un Estado de derecho y seguirá siendo un país abierto al escrutinio internacional”.

Incluso la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, fijó posición contra lo que calificó de uso excesivo de la Fuerza Pública en las manifestaciones. Tras ello la Cancillería le hizo duras críticas por publicar informes sobre actos de violencia en Cali sin contrastar con fuentes oficiales.

Además, la viceministra Mejía le envió una carta a Bachelet y sentenció que “al proceder de esa manera se vulnera de manera grave la confianza entre el gobierno y la oficina, y se dificulta la comunicación y la cooperación que constituyen la esencia del mandato que permite la presencia de la oficina en Colombia”.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar