Especiales

Siembra de Soya en Falcón, pronto será una realidad

Una alianza entre el Codecyt y la Uptag permitirá desarrollar una primera fase de multiplicación de semillas de soya para contribuir con la producción de este rubro en la entidad.


Hace un poco más de 90 días inició el proyecto de evaluación, impulso, producción y cultivo de Soya en Falcón.

El ensayo e investigación lo están realizando en una alianza estratégica entre el Ministerio de Ciencia y Tecnología a través de la Corporación para el Desarrollo Científico y Tecnológico (Codecyt) con la Universidad Politécnica Territorial Alonso Gamero (Uptag) en una de las unidades productivas del alma mater falconiano.

Esta especie de la familia de las leguminosas de donde se puede extraer productos como aceite, harina y carne vegetal soya, entre otros que comúnmente se pueden utilizar en la alimentación humana, también se pueden formular alimentos balanceados para animales, mejor conocidos como ABA.

En una de las unidades productivas de la Uptag se está desarrollando el proyecto. Foto/ Gregorio González

El investigador con doctorado en ciencias agrícolas, y funcionario adscrito al Codecyt, Frank Zamora indicó que la planta al no ser cultivo tradicional del país tiene que ser importado para acceder a la fuente proteica.

¿Qué intentamos con esto? Que en la región nosotros podamos resolver puntualmente el tema de una fuente tan importante como es la producción de proteína (…) la soya es hermana de la caraota, es un frijol, una leguminosa que incluso contribuye al mejoramiento de los suelos, donde estamos trabajando con prácticas agronómicas, rotaciones y cultivos para que no se sea un monocultivo, y la soya tiene la propiedad de fijar el nitrógeno atmosférico, y fijarlo en el suelo a través de las raíces, en pocas palabras un bioremediador de los suelos

acotó Zamora, coordinador del proyecto.

Hacia la diversificación de rubros 

Zamora expresó que una alianza entre el ministerio de Ciencia y Tecnología y el ministerio para la Educación Universitaria se comenzó  a desarrollar trabajos de siembra de papa en la sierra falconiana, y posteriormente la Ministra Gabriela Jiménez giró instrucciones para la diversificación de siembra estratégica donde se fijaron dos variables de semilla de soya en el estado. Una es la nacional, desarrollada por el INIA y otra de origen brasileño certificado Trakja o Tracaja.

Sin transgénicos: Las semillas de soya que se están usando en estos espacios son certificados y trabajados bajo métodos naturales sin modificaciones genéricas. Foto/ Gregorio González

El especialista destacó que en esta fase, se encuentran realizando todos los estudios a la planta, desde el momento que se germina hasta su cosecha, para determinar cuál será su rendimiento y kilos por hectáreas, por lo que este estudio de producción ayudará a generar experiencias productivas de soberanía alimentaria.  

Agregó que el ciclo vegetativo de esta especie es de 100 a 110 días desde que se siembra hasta su cosecha. 

Impulso productivo

El rector de la Uptag, Rafael Pineda precisó que la academia juega un factor importante en la solución al problema de la producción nacional, por lo que destacó que la universidad, debe impulsar con su talento para ayudar al proceso productivo y alimentario de la nación. 

La producción de esta proteína permitirá disminuir las importaciones de este rubro, el cual tiene usos estratégicos para la producción de ABA animal y consumo humano, indicaron las autoridades. Foto/ Gregorio González

 

Inmediatamente al debatir el proyecto asumimos el compromiso, se inició con el proceso y ya hoy en día tenemos una plantación donde se está realizando la investigación, todo apunta a que pronto realizaremos una alianza con productores de la zona, con quienes ya nos hemos reunido

expuso Pineda, quien indicó que la universidad en pandemia se ha mantenido productiva.

El rector refirió que el éxito de esta fase experimental conllevaría a nuevos adelantos en materia productiva en la entidad, donde pronto esta universidad podrá desarrollar una planta procesadora de soya, así como fue el proyecto de reparación de transformadores, y la construcción de una empaquetadora de sal diseñada para Corpofalcón.

Etiquetas

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Creo en un futuro mejor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar