Especiales

Ernesto y Fabián rompieron los miedos para emprender

Padre e hijo ofrecen comidas y víveres en general en la calle Buchivacoa de Coro. La vida de ambos se resume en trabajo y compromiso familiar. 


Hablar de esfuerzo, trabajo y compromiso es hablar de Ernesto Veliz y Fabián Robertiz en la calle Buchivacoa con Sucre de Coro.

Ambos son padre e hijos de crianza, quienes tienen una venta de empanadas y víveres en ese punto de la capital falconiana.

Los combos son una de las alternativas que ofrecen en el local. Foto/ Cherry Dominguez

Robertiz con apenas 18 años, es dueño de su propio negocio, quienes desde pequeño le gustó el arte de comercializar, por lo que los ya los 16 años tenía una mesa con productos de primera necesidad frente a la casa de su abuela, y poco después, las ganancias que fue realizando lo impulsó a aumentar los pedidos hasta montar un pequeño local, al lado del negocio de su papá.

Fabián Robertiz comenzó vendiendo viveres en una mesita, hoy ya tiene un local alquilado con una amplia variedad de productos. Foto/ Cherry Dominguez

Romper los miedos

Ernesto Veliz, mejor conocido como “Cheo” comentó que comenzó a laborar desde los 12 años en el Mercado Municipal de Coro con su tío en una charcutería; el hombre hasta hace ocho años trabajo en varias empresas incluyendo el Euro Falcón, y el Jampy Sabor hasta que decidió independizarse.

Las empanadas de «Cheo» son cotizadas en la zona oeste de Coro, por su tamaño y sabor. Foto/ Cherry Dominguez

Su experiencia con la elaboración de comidas, y el buen gusto en sus guisos lo impulsó a independizarse y montar su propio negocio, “Inversiones el AR de Cheo” quien acompañado de su esposa Dayana, sus hijos Emily, Ernesto, Herminia y Fabián ofrece arepas rellenas, empañadas y parrillas, tanto en desayuno como para la cena.

Se enseña con ejemplo

“Mi papá me enseñó a romper los miedos e impedimentos, poco a poco esto te va apasionado más, comencé en una mesita, ya gracias a Dios tengo mi pequeño local, alquilado pero mi sueño es crecer, pasar de una bodega a un mercado y así pueda ayudar a otras personas también (…)  si la persona tiene sueños, lucha por ellos, llega lejos” agregó Fabián.

El joven con 18 años expresó que poco a poco y con esfuerzo se pueden alcanzar cada una de las metas. Foto/ Cherry Dominguez

Ambos expresan que el servicio delivery es otra de las alternativas que ellos comenzaron a implementar para poder captar y mantener a sus clientes.

“Poco a poco se va creciendo, poco a poco estoy metiendo más productos al negocio, sé que la situación está fuerte, pero quiero seguir luchando en mi país, quedarme en mi estado y ayudar con su desarrollo” agregó el joven quien tiene poco menos de año y medio de aperturar su negocio.

Además de empanadas y arepas, ofrecen el servicio de parrillas. Foto/ Cortesía
Variedad de carnes para las parrillas. Foto/ Cortesía
Etiquetas

Regmy Castañeda

Periodista - Fotógrafo Creo en un futuro mejor

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar