Especiales

Súbele Ram, más allá de las consolas y el sonido

Venezolano para exportar, Ramses Alegría, su calidad humana lo ha hecho calar entre los artistas que quedan complacido por su impecable trabajo.


Ramses Alegría aunque creció entre instrumentos y cantos, no se imaginó que su pasión por la música lo hiciera galardonado por un Latin Grammy, pero no de la forma tradicional, ni por la voz ni por su habilidad para tocar sino por su fino odio para mezclar sonidos.

—¿Cómo comenzaste en el mundo de la música?

— Desde niño estudie música, toqué cuatro, guitarra, violín y piano, vi teoría y solfeo, canté en corales, tuve una educación musical muy bonita porque me apasionaba, aunque no soy músico, lo trivial llegó al entrar a la universidad.

—¿Qué te llevó a tomar la profesión?

— Cuando mi madre me preguntó que iba a estudiar pensé en algo serio para complacer al familia pero mi personalidad rebelde me arrojaba a la música y me faltaba mucho preparación para llegar a ser un músico profesional, así que un tío me habló de la carrera de ingeniería en sonido y me llamo la atención.

«La academia se llama Taller de Arte Sonoro y al ver lo que hacían con los equipos, microfonía, consola, cableado y la música me atrapó de inmediato, desde esa primera visita, porque era como el tras cámara del show, de allí me gradué en el 98 y en el 99 empecé a trabajar en el estudio de Un Solo Pueblo».

—¿Cómo te diste a conocer?

— Con Un Solo Pueblo aprendí muchísimo, fue mi gran escuela, con arreglistas, productores, músicos, de allí salió una conexión con Oscarcito, quien a su vez me recomendó a Omar Enrique y de allí las múltiples relaciones con artista nacionales e internacionales.

Ramses Alegría
Foto/ Cortesía

—¿Cómo has enfrentado este tiempo de pandemia?

— El éxodo de venezolanos me ayudó mucho en la internacionalización porque coterráneos hablaban de mi trabajo a otros en otras latitudes, siempre me he caracterizado por hacer un trabajo de calidad, de esta manera llegué a los oídos de Eddy Herrera, aunque en un primer momento tuvo sus reservas al escuchar los acordes y las mezclas de la canción “Que te vaya bien” que le hice se quedó conmigo e hicimos todo el disco de 2017.

—¿Con cual trabajo quedaste ganador?

— Hicimos una compilación con 12 temas, las inscribieron para los Latin Grammy 2021 y resultó ganador como mejor disco merengue bachata, y yo también gané por el sonido».

—¿Qué géneros has trabajado y cuál te gusta más?

— Empecé con música venezolana en Telearte y Sonográfica, al independizarme entré en el merengue, pop y en lo urbano, donde me quedé, pensé que era algo sencillo, pero resultó más complicado, hoy por hoy puedo decir que me desenvuelvo en cualquier tipo.

—¿Quién fue tu primer cliente?

— Al independizarme cree mi marca “Súbele Ram”, allí Omar Acedo, Oscarcito y luego vio la lluvia de bendiciones, entre ellos Víctor Drija, El Escuadrón, Calle Ciega, Los Pelaos. Ha sido una carrera bastante bonita, cansona, pero con muchas satisfacciones.

—¿Puedes mencionarnos algunos de tus logros?

— En 2012 Ilan Chester ganó el mejor disco de folcklor en los Grammy y en 2020 recibí el premio Mara de Oro Internacional.

—¿Cómo te sientes con este reconocimiento?

— La clave de esto, es no creérselo sino mantener la humildad, y así mismo asegurarse que la calidad de tu trabajo sea el mismo o mejor cada día, dejando a un lado las ínfulas.

Ramses Alegría
Foto/ Cortesía

—¿Puedes comentarnos alguna mala experiencia?

— Más que mala, fue algo decepcionaste, porque trabajé con Vos Veis en el disco “Como se llega a Belén”, el cual resultó ganador de un Grammy, pro se les olvidó meterme en los créditos y por tanto no obtuve el reconocimiento, aunque quedaron de tramitar el certificado porque fue su error aún no he tenido respuesta.

—¿Y de que se encarga Súbele Ram?

— Depende de lo que quiera el cliente, si desea una producción completa, me encargo de escoger las canciones, las voces, las tonalidades, los arreglos, entro a los estudios, grabo instrumento por instrumento, luego entra el cantante, después el coro, para cerrar con la post producción, donde viene la magia, de allí todo debe salir perfecto.

«En ocasiones solo tengo que mezclar y el mastering porque las grabaciones me las envían».

—¿Cuál es tu próxima meta?

— Entre junio y julio tengo planeado la inauguración de mi estudio de grabación “Súbele Ram Record” en la ciudad de Caracas, la situación del Covid-19 ha retrasado este plan, pero ya todos los equipos están listos, los espacios dispuesto y mi disposición al tiro para seguir con los clientes.

Etiquetas

Josmary Escalona

Periodista principalmente de la fuente política que también hace diarismo, entrevistas y trabajos especiales sobre temas que la población desea conocer.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar