Especiales

Consumir tabaco aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias

De acuerdo con el doctor Paris, el tabaquismo activo y la exposición al humo de tabaco (fumador pasivo) aumentan significativamente la posibilidad de contraer infecciones como la COVID-19 y de sufrir cardiopatías.


A propósito de que este lunes 31 de mayo, es el Día Internacional de No Fumar o Día Mundial Sin Tabaco, el médico cirujano y especialista en Neumonología, Luis Paris, recuerda que la epidemia del tabaquismo es una de las mayores amenazas para la salud pública que ha tenido que afrontar el mundo, porque de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), mata a más de 8 millones de personas al año, de las cuales más de 7 millones son consumidores directos y alrededor de 1,2 millones son no fumadores expuestos al humo ajeno.

“El tabaco es perjudicial en todas sus modalidades y no existe un nivel seguro de exposición al tabaco. Fumar cigarrillos es la forma de consumir tabaco más extendida en todo el mundo. Otros productos de tabaco son: para pipa de agua o narguile, diferentes productos de tabaco sin humo, cigarros, puritos, tabaco de liar, tabaco picado, bidis y kreteks”, destacó.

Luis Paris: “El tabaquismo es considerado en la actualidad como el principal factor de riesgo de muerte prematura prevenible en el mundo”.

El doctor Paris explica que consumir tabaco para pipa de agua o narguile es igual de perjudicial para la salud que consumirlo en forma de cigarrillos, al igual que el tabaco sin humo, ya que contiene muchas toxinas cancerígenas.

Otros productos

En cuanto a las nuevas modalidades de tabaco, como los Productos de Tabaco Calentados (iQOS, Ploom, glo y los vaporizadores PAX), el especialista sostiene que “son intrínsecamente tóxicos y contienen sustancias cancerígenas”, ya que al activar el dispositivo generan aerosoles que contienen nicotina, una sustancia muy adictiva. Por ende, lejos de ser “de riesgo reducido” o que ayudan a dejar de fumar como se han promocionado en los últimos años, exponen a los consumidores a emisiones tóxicas y realmente no hay suficientes datos para concluir que sean menos perjudiciales que los cigarrillos convencionales.

En relación a los cigarrillos electrónicos, el neumonólogo explicó que los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN) y los Sistemas Electrónicos Sin Nicotina (SESN) son igual de perjudiciales para la salud y no son seguros, especialmente peligrosos para los niños y los adolescentes, ya que la nicotina es un producto muy adictivo y su uso también afectar el crecimiento del feto.

¿Cómo afecta a la salud el consumo activo y pasivo de tabaco?

—El consumo activo y pasivo de tabaco tiene efectos deletéreos sobre múltiples órganos. El cáncer bronquial y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, son las principales enfermedades respiratorias asociadas al tabaquismo. Su consumo incrementa el riesgo de cánceres de cabeza, cuello, garganta, esófago y cavidad bucal (como cáncer de boca, lengua, labios y encías), así como de varias enfermedades dentales.

Efectos del tabaco: Los fumadores corren el riesgo de complicaciones posquirúrgicas, como disfunción cardíaca y pulmonar, infecciones y cicatrización lenta.

»En las últimas décadas se ha reconocido la importancia del tabaquismo pasivo en la salud del niño y la exposición prolongada al humo también afecta la incidencia, gravedad y evolución de múltiples otras afecciones respiratorias, como el resfriado común, influenza, COVID-19, neumonía de diversas etiologías, tuberculosis, neumotórax, micosis pulmonares y algunas enfermedades pulmonares intersticiales. Los fumadores corren un riesgo muy superior a los no fumadores de complicaciones posquirúrgicas, como disfunción cardíaca y pulmonar, infecciones y cicatrización lenta o deficiente.

¿Quiénes son más vulnerables?

—Más del 80% de los 1,3 millones de personas que consumen tabaco, viven en países de ingresos medianos o bajos, donde la carga de morbimortalidad asociada a este producto es más alta. El tabaquismo aumenta la pobreza porque los hogares gastan en tabaco un dinero que podrían dedicar a necesidades básicas como la alimentación y la vivienda. El consumo de tabaco tiene un costo económico enorme en el que se incluyen los elevados costos sanitarios de tratar las enfermedades que causa y la pérdida de capital humano debida a su morbimortalidad.

¿Cómo crear conciencia?

—Según revelan nuevos datos científicos, los fumadores que dejaron de fumar aproximadamente cuatro semanas, o más, antes de una intervención quirúrgica, tienen menos riesgos de complicaciones y presentan mejores resultados al cabo de seis meses. Los pacientes que dejaron el tabaco tienen menos probabilidades de experimentar complicaciones anestésicas en comparación con los fumadores habituales.

»En un nuevo estudio conjunto de la OMS, la Universidad de Newcastle (Australia) y la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos, se demuestra que cada semana sin fumar tras cuatro semanas, mejora los resultados sanitarios en un 19%, gracias a que se favorece la circulación sanguínea por todo el organismo hacia los órganos esenciales.

En este sentido, es necesario reiterar los peligros que supone el consumo de tabaco para la salud; revisar las prácticas comerciales de las empresas tabacaleras; recordar las actividades que la OMS viene haciendo en la lucha contra la epidemia del tabaquismo, así como “las acciones que las personas de todo el mundo pueden hacer para reivindicar su derecho a la salud, a una vida sana y para proteger a las futuras generaciones”, exhorta el doctor Paris.


Perfil del Dr. Luis E. Paris A.:

-Médico Cirujano;

-Especialista en Neumonología;

-Magister Scientiarun en Micología Médica;

-Doctorante en Ciencias de la Salud;

-Docente Universitario Jefe del Post Grado de Neumonología de la Unefm.


Redes sociales:

Instagram: @paris.neumonologo


Datos y cifras:

-El tabaco mata hasta a la mitad de las personas que lo consumen.

-Cada año en el mundo, más de 8 millones de personas fallecen a causa del tabaco. Más de 7 millones de estas defunciones se deben al consumo directo de tabaco y alrededor de 1,2 millones son consecuencia de la exposición de no fumadores al humo ajeno.

-Más del 80% de los 1.300 millones de consumidores de tabaco que hay en el mundo, viven en países de ingresos medianos o bajos.

-Es una de las principales causas de muerte, enfermedades y empobrecimiento poblacional.

-Incrementa enormemente el riesgo de complicaciones durante y después de una intervención quirúrgica.

Fuente: OMS.

Etiquetas

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar