EspecialesOpinión

El voto es la única herramienta para cambiar al país

Enrique Márquez sostiene que la participación política es fundamental porque “si un partido político no llama a elecciones, pierde su condición”.


El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), Enrique Márquez, es tajante en su posición cuando dice que no existe otra herramienta distinta al voto para cambiar el rumbo del país “y el que diga otra cosa que nos explique cuál es esa otra solución que no sea votar que puede tener el pueblo a la mano para cambiar la realidad de Venezuela, no hay otra. Hay mucha gente que se ha equivocado durante mucho tiempo planteando que la abstención podía ser la salida, pero esa no es una solución, para nada, la solución es participar, es votar, yo no tengo duda de que un pueblo empoderado por el voto puede cambiar su destino y es capaz de enrumbar el país hacia la dirección que realmente le conviene”, sostiene.

A propósito, hizo referencia a la cantidad de rutas alternas al voto que muchos actores políticos han venido ofreciendo en los últimos cinco años que, “de pronto muestran un camino más corto, pero nada de eso ha sido real, ha sido una fantasía y la fantasía le hace mucho daño a una sociedad, porque al no cumplirse se genera más desconsuelo, entonces yo debo hablar con la verdad, aquí se está trabajando para obtener la mejor de las condiciones para la participación electoral y los partidos tienen que verlo con interés, porque si no la lucha por esas condiciones también se puede convertir en una excusa para no participar y eso es bastante grave, porque se niega la posibilidad de que el ciudadano se exprese”, repudió.

A juicio de la autoridad electoral, la vigencia de los partidos políticos en democracia está determinada por su convocatoria y participación en los comicios, “porque si un zapatero no arregla un zapato, un médico no cura a un enfermo o un partido político no llama a elecciones, pierde su condición, por eso es tan importante la participación política y así como cada persona se ocupa de su oficio, los políticos tienen que estar ocupados del suyo, en la calle, representando a su pueblo, guiarlo en la dirección correcta a través de la participación electoral”, afirmó.

—¿Cómo generar esa confianza en el electorado para que la participación sea alta?, ¿Qué le dice a esos venezolanos que dejaron de creer en el voto?

—Esto tiene su tiempo, no hay forma de generar confianza de un día para otro, sería irreal pensar de que solo el nombramiento del CNE sería suficiente para generar confianza, eso no es cierto; tenemos mucho trabajo por delante para generar esa confianza y lo importante es hacerlo todos los días, que el pueblo venezolano perciba que efectivamente están dadas las condiciones para acudir a ejercer el derecho al voto de una manera transparente y segura, esa es nuestra misión, convencer a la gente de que su voto está seguro y resguardado, que el voto es secreto y que hay posibilidades reales a través del voto de cambiar al país.

»En este paso se están ejerciendo acciones, todos los días estamos haciendo cosas, precisamente este martes primero de junio comenzó una jornada de actualización e inscripción en el Registro Electoral (RE) hasta el 15 de julio, que es la más larga que se ha aprobado en todos estos años (45 días) con mil puntos en todo el país y es responsabilidad ahora de los partidos políticos y organizaciones civiles, el ayudar al CNE en la movilización del pueblo a acudir a esa actualización. Nosotros por supuesto vamos a divulgar todo esto y la importancia que tiene el hecho de que los jóvenes acudan a inscribirse, porque son los que tienen mayor incertidumbre de su futuro y precisamente una forma de disminuirla es participando. El CNE está sirviendo la mesa y alguien tiene que aprovecharse de eso.

—¿Cree que el CNE puede ayudar a la reinstitucionalización del país?

Sí, a la reinstitucionalización en el marco de la Constitución; las reglas del juego para todos los venezolanos, para nuestra convivencia y el desarrollo del país están establecidas en nuestra Carta Magna, y por eso debemos respetarlas; cuando no lo hacemos se debilitan las instituciones y vivimos en una anarquía que hay que combatir, y la forma de hacerlo es que todos volvamos al camino constitucional así perdamos espacios, pero es fundamental hacerlo y retornar a la búsqueda de fortalecer el poder judicial, el poder ejecutivo, el poder electoral, el poder ciudadano y el poder legislativo, todos tienen que colaborar entre sí y estar dentro del marco constitucional. De esa forma, desde el CNE podemos ayudar a que a través de la democracia, cada uno de esos poderes se fortalezca. 

Enrique Márquez: “Nosotros estamos trabajando para que el pueblo pueda tener
confianza de que vale la pena votar, ¿Que alguien me diga cuál es la solución que no sea el
voto?”.

—¿Cómo evalúa hasta ahora la gestión del nuevo CNE?

El poder electoral es un poder muy importante en Venezuela porque está llamado a organizar no solo las elecciones, sino la vida política del país. En este sentido, el comienzo de este nuevo CNE yo diría que ha sido bueno porque ha habido un acercamiento político con el resto de los actores electorales y en materia de nuestras funciones, con el resto de los rectores. Creo que hay buena voluntad política para construir un CNE que alimente la transparencia electoral como elemento fundamental; creo que hay un compromiso político también de que a través de esta institución se pueda abrir una ventana para la solución a los problemas, solución que viene de la mano de la participación política y electoral.

—¿Qué le dice a esa oposición radical que sostiene que este nuevo CNE aún no es equilibrado?

Aquí cada quien tiene su corazoncito, yo hasta hace poco milité en un partido político de oposición, obviamente tengo mi forma de ver al país y así cada uno de los rectores. Y aun cuando cada uno de nosotros tenga su posición, la idea es mantener la integridad del cuerpo electoral y reinstitucionalizar el poder electoral. Lo importante es que el organismo y el resto de los poderes públicos se mantengan equilibrados.

»Por ejemplo, ahorita tenemos un problema que es el tema de la intervención del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la vida activa de los partidos políticos, lo que algunos llaman la judicialización de los partidos, ese es un problema que hay que resolver porque no ayuda a la democracia; por el contrario, la perjudica, ya que las organizaciones tienen que tomar sus propias decisiones internamente y le corresponde al CNE el trabajar en consecuencia de vigilarlos y ayudarlos a que resuelvan sus conflictos internos; el TSJ no puede estar interviniendo, esas son cosas que hay que arreglar y estamos trabajando para eso.

Si bien el CNE puede trabajar de manera equilibrada, Márquez aclaró que debido a lo complejo del panorama, pueden haber situaciones que no se solventen de manera inmediata “y eso hay que reconocerlo, ojalá tuviéramos una barita mágica para que se dieran todas las condiciones electorales que todos los actores quieren de un día para otro, pero eso no es real, tenemos que tener los pies en la tierra”, reflexionó.

—¿Cómo será la participación de los observadores internacionales?

—La idea es que la observación nacional e internacional pueda contar con las garantías para poder participar de una manera activa en el proceso, vigilar cada detalle, poder hacer observaciones y levantar sus informes. Estamos trabajando en el reglamento de la observación internacional precisamente en este momento; se están extendiendo invitaciones a la Unión Europea (UE), a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre otros organismos, en función de que puedan tener presencia en Venezuela para acompañar el proceso electoral como observadores, ya dependerá de la comunidad internacional, pero yo creo que vale la pena pedirle que precisamente nos acompañe porque es la única manera de fortalecer nuestra democracia que solo se construye con más democracia, no hay otra manera de hacerlo.

Para Enrique Márquez la solución real a la crisis en Venezuela pasa por un entendimiento político que anteponga los intereses de la nación sobre los del oficialismo o la oposición.

Es importantísimo que se entienda que el país está primero, que debemos deponer actitudes, buscar negociar nuestros intereses y de esa manera encontrar una solución. Estoy convencido de que es posible, que es el único camino y a través del CNE vamos a estar trabajando fuertemente en esa dirección, tratando de preservar el espíritu de cuerpo con los otro cuatro rectores, tomando las mejores decisiones para el país y en la generación de las condiciones electorales, las máximas posibles,

aseguró.
Enfoque: El CNE trabaja en la interacción con los partidos políticos para que haya
una participación máxima en las próximas elecciones.

Voto nacional

Márquez explicó que los venezolanos que residen en el exterior no podrán votar en las venideras elecciones regionales y municipales, porque la ley solo establece el voto en el extranjero para la Presidencia de la República; por ende, solo habrá voto nacional.

Etiquetas

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar