EspecialesInternacionales

Ni Castillo ni Fujimori representan a la población peruana

Perú vivirá tiempos de cambios independientemente de quién sea elegido presidente en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, dice Ricardo Zedano, de la Federación de Periodistas del Perú.


“Ni Pedro Castillo ni Keiko Fujimori representan a la mayoría de la población peruana”. Así lo asevera Ricardo Zedano, periodista miembro de la Federación de Periodistas del Perú.

Zedano lamenta que se haya llegado a ambos extremos debido a la falta de presencia del Estado en el interior del país, y achaca “delitos de corrupción de esa derecha que el pueblo ya no soporta más, pues éste considera que ella es el principal obstáculo para el desarrollo del país”.

Considera que Perú, que el 28 de julio celebrará el Día de su Independencia, vivirá tiempos de cambios independientemente de quién sea elegido presidente en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Ricardo Zedano, miembro de la Federación de Periodistas del Perú.

¿Qué situación plantea tener esta segunda vuelta con Castillo y Fujimori?

Si Keiko Fujimori fuere elegida presidente del país andino, podríamos decir que la derecha logró su objetivo: retener el poder pese a todo con ayuda de un candidato rechazado por la mayoría electoral cuyo partido hubiere desaparecido en el caso de nuevamente perder las elecciones en mención.

»El statu quo se mantendría en cierto sentido por un tiempo, pues los pedidos de cambio a gritos se harán llegar de una u otra forma, empezando desde el Congreso, en el que el partido Perú Libre ocupará 37 curules. En el caso de que esos pedidos de cambio no se puedan hacer realidad a través del Congreso, existe la probabilidad de que la población salga a las calles a exigir esos cambios. En este sentido cabe la posibilidad que se torne una situación semejante a la que tiene lugar actualmente en Colombia.

—Si Pedro Castillo fuere elegido presidente del país suramericano, el escenario es mucho predecible: en primer lugar, el señor Castillo tendrá que enfrentar a fuerzas radicales en el seno del mismo partido, la cuales encabeza el señor Vladimir Cerrón, “quien es investigado por presuntos delitos de corrupción y lavado de activos”.

»En segundo lugar, la derecha peruana no dejará en absoluto que Castillo gobierne en beneficio de la gran mayoría, ya que esto nunca no ha sido del interés de la misma. “Solo llegan al poder para asaltar al país”.

— Entonces, ¿cuáles son las expectativas?

Si la derecha se viere incapaz de impedir políticamente los procesos de cambio, que el señor Castillo pretende poner en marcha en el caso de llegar a la presidencia, dicha derecha pondría en marcha la artillería pesada que involucraría fuerzas externas tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros tal como lo hicieron en otros países que intentaron cambiar el orden de las cosas en sus países.

»Este escenario sería desastroso para la población, ya que se estaría frente a una situación muy parecida a la que vivió el pueblo peruano en el primer mandato del ex presidente del país Alan García tras declararle la guerra a la banca.

—¿A qué cambios estructurales aspiran?

Lo que el pueblo peruano desea es que esa derecha deje de lucrar con la educación, con la salud, que haya trabajo con sueldos justos, que se acabe esa “corrupción descarada”.Esto como mínimo para dar los siguientes pasos a un real desarrollo del país.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar