FalcónOpinión

Lázaro Flores «fue un periodista buena gente»

Juan José Lázaro fue un renombrado periodista que ganó premios de periodismo regional, estatal y municipal.


Juan José Lázaro Flores encaja en la certera frase del polaco Ryszard Kapuscinski de que «para ser periodista hay que ser buena gente«. Nacido en Agua Larga, municipio Federación. Su familia emigra a Punto Fijo, cuando él era un niño.

En la década de los 60, a los 18 años de edad, da sus primeros pininos como reportero del noticiero ‘Correo Peninsular’, con una bisoñés a la vista y un entusiasmo por el periodismo, junto a Lino Segundo Revilla y Pacífico Sánchez, que transmitía la emisora Radio Punto Fijo. Este último terminó de desarrollarse dentro del mismo medio en la ciudad de Barquisimeto, al lado de otro falconiano como lo fue Otto Cividanes Lira.

Pasó la prueba y tres meses después calzó con su nombre en negritas y a 9 puntos, en el Diario Médano bajo la dirección de Rafael Martínez Hidalgo, sus primeras noticias en impreso.

Su olfato reporteril y su capacidad de redactar en menos de cinco minutos, un lead impecable, lo llevan muy joven a asumir la corresponsalía del diario Panorama, cuando el periodismo era peor pagado que ahora. Aunque el periodismo era visto como una carrera sin porvenir, en ese tiempo se casa con Mirtha Aular, su gran amor y compañera de vida, procreando tres hijos, Juancho, Jorge y Luis, su mayor orgullo.

Fue uno de los primeros falconianos formado como corresponsal de guerra, cubriendo a partir de 1962, en La Sierra de San Luis y La Cruz de Taratara. Las acciones bélicas entre el ejército y El Frente guerrillero José Leonardo Chirino», comandado por Douglas Bravo, cuyo brazo político era el Partido de la Revolución Venezolana (PRV).

En tiempos cuando ‘el tubazo’ representaba el máximo logro de un reportero, Lázaro publicó varias primicias, «tubeando» a El Nacional, Últimas Noticias y El Universal, los de mayor tiraje del momento, que le merecieron el premio interno y el reconocimiento de la redacción de Panorama, es especial del profesor de LUZ, de la Cátedra de Estilo Periodístico, don Ignacio de La Cruz, quien a la sazón, era Secretario de Redacción de Panorama, dónde también pública su columna Pantalla de Coro.

Certifico la solidaridad gremial de Lázaro. Cuando mi padre, Rafael Martínez Hidalgo, enfermaba, me decía: «Vaya a la casa de Lázaro (quien de paso, vivía alquilado en la calle El Sol esquina Silva) y dígale que me mande el sobre con las noticias para El Universal». Y así lo hacía.

También con Martiniano Marrufo para Médano y así con Misael Salazar, para El Nacional. Doy fe que durante los años que coincidimos en algún sitio de trabajo, jamás lo escuché hablar mal de algún colega.

Efectivamente, su capacidad de redacción lo llevan a ocupar el cargo de jefe de prensa, en la Policía de Falcón. Posteriormente, asume la jefatura de prensa de la gobernación, durante la gestión de Leoncio López.

Juan José Lázaro Flores obtuvo infinidad de premios y reconocimientos durante todas su trayectoria profesional.

Me correspondió el honor de trabajar con Lázaro, por primera vez, en el diario La Mañana. Él sustituía al Decano Virgilio Medina y yo ingresaba como redactor de Mesa y Jefe de Diagramación. Su trabajo cotidiano lo realizaba con pasión, y con la adrenalina a millón para «montar» la primera página. Era un especialista en lo que llamamos un segundo día de la noticia, lo cual aprendió durante los 18 años que prestó servicios en Panorama.

Su salida de La Mañana es una anécdota; ya que el director propietario, Atilio Yanez Esis, le llama al momento del cierre de edición para decirle que publique en la primera página la nota de cumpleaños del gerente del Banco de Maracaibo para ese entonces. Lázaro redacta la nota de cuatro párrafos, me la pasa con una foto closeup y me dice: ,»Publícalo destacado en la página Dos (2)».

Pues, resulta que Atilio se sale del cumpleaños y se aparece a las 12 de la medianoche en el taller del diario con su amigo, y le dice:» Compadre ya se va a ver su nota en la primera página. Arranca la rotativa, ordena le pasen un ejemplar. Al ver que no aparecía la nota en la primera plana se disculpó con su invitado y llamó a Lázaro a esa hora de la medianoche a su teléfono Cantv «compadre estás botado».

«Pasé sólo 12 horas desempleado, pues, Lino Segundo Revilla para ése entonces jefe de redacción y copropietario de El Falconiano me llama para que redacte las notas de sucesos y Juan Orlando Aguilar y Mario Jacobo Penso me designan jefe de prensa de Promofalcón», comentaba El Buchito, como cariñosamente le llamaban en las Salas de Redacción y Talleres, para rematar su narración de este hecho con una sonora carcajada.

Nos volvimos a encontrar en El Falconiano y el Vespertino ECO, donde trabajé como Secretario de redacción. Dos años después, formamos parte del equipo fundador del Diario La Prensa.

En sus últimos años de su ejercicio profesional de casi seis décadas, escribe la columna Esquina de Coro en los Semanarios Quinto Día y Las Verdades de Miguel, y modera un programa radial con comentarios informativos y música. Le complacía que con las nuevas tecnologías el periodismo seguía en crecimiento, y sostuvo que uno de los retos era dar contenidos de calidad.

Lázaro, coincidía con Gabriel García Márquez quien dijo: «El periodismo es el mejor oficio del mundo. Nadie que no lo haya vívido puede concebir siquiera lo que es el palpito sobrenatural de la noticia, el orgasmo de la primicia…

Nadie que no haya nacido para eso y esté dispuesto a vivir de eso podría resistir un oficio tan incomprensible y voraz, cuya obra se acaba después de cada noticia como si fuera para siempre, pero que nunca concede un instante de paz mientras no vuelve a empezar con más ardor al minuto siguiente».

En los últimos 24 meses Lázaro se vio muy afectado emocionalmente por la muerte de Juancho su hijo mayor.

La pandemia me impidió visitarlo en su apartamento en Las Velitas, dónde siempre recibía su legión de amigos. Paz a su alma y resignación a Mirtha, hijos y nietos.

Etiquetas

Gerardo Morón Sánchez

Periodista falconiano, a cargo de la fuente de sucesos, policial y judicial, también información general. Becario de la FNPI e Integrante de la Red Iberoamericana de Periodistas. Diario Nuevo Día "Periodismo que Integra".

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar