Nacionales

Fundaredes denunció abandono en planteles educativos del país

Recordaron que hasta el momento se ha demostrado que el Estado no está presto a  suministrar  diariamente los implementos de bioseguridad  a la población estudiantil y a  todos los trabajadores de la educación.


Destruidas y en total abandono se encuentran las instalaciones escolares en Venezuela, luego de transcurridos más de año y medio de pandemia, tiempo en el cual el Estado no se ha ocupado de cumplir con el mantenimiento y reparación de las escuelas, liceos y universidades que ahora no tienen ni las más mínimas condiciones para albergar a estudiantes y personal docente, administrativo y obrero.

Así lo denunció Gladys Chacón, coordinadora del Observatorio de Educación de FundaRedes, junto al equipo de defensores que integran esta iniciativa ciudadana, y a miembros de Alianza Todos por la Educación, luego de constatar las pésimas condiciones de infraestructura que tienen los planteles.

Chacón precisó que, ante un posible llamado a clases presenciales o semi presenciales, es una total irresponsabilidad pretender que las personas que hacen vida en ambientes académicos tengan que someterse a estas condiciones deplorables de las escuelas, liceos y universidades  si en año y medio en que han estado vacíos por el estado de alarma, no se han ocupado en refaccionar y dar mantenimiento.

Afirmó que la mayoría de las sedes educativas del país presentan graves problema de filtraciones   en paredes,   techos y en algunos casos desplome total y parcial de techos y vigas, hurto de las piezas sanitarias y griferías, no tienen adecuado el sistema para garantizar el agua potable y con equipos hidroneumáticos destruidos, mobiliario destrozado o ausente, con gran parte de los espacios tomados por monte y maleza, además de la suciedad acumulada e incluso la permanencia de personas en condición de calle que han tomado estos espacios como su vivienda.

Los problemas técnicos también son alarmantes, el servicio de energía eléctrica con los constantes apagones y racionamientos intempestivos han generado daños en las instalaciones eléctricas, sumado  a la desaparición del cableado y de lámparas y bombillos que dejan inoperativas las instituciones educativas, junto a la ausencia total de líneas telefónicas, conexión a internet, dotación de laboratorios para áreas esenciales como computación, física, química y biología.

“En este momento la gran mayoría de las escuelas pareciera que están ubicadas  en la  selva Amazónica, en plena ciudad con aires de pueblos fantasmales, este es el logro de más de 20  años revolución educativa, violentando el  derecho a una educación de calidad que es obligación del estado Venezolano, brindarle  a sus ciudadanos” advirtió Chacón.

De la mano con Alianza Todos por la Educación, miembros del Observatorio visitaron también la sede de la Universidad de los Andes Núcleo Doctor Pedro Rincón Gutiérrez Táchira, donde evidenciaron las severas afectaciones en el área del comedor, Edificio D, acumulación de desechos sólidos, recinto que ha sido escenario de reiterados hurtos, y sin presupuesto ni suficiente personal para atender estas necesidades.

Igualmente recordó que hasta el momento se ha demostrado que el Estado no está presto a  suministrar  diariamente los implementos de bioseguridad  a la población estudiantil y a  todos los trabajadores de la educación como tapabocas, alcohol y otros artículos de desinfección que serán necesarios, porque al tener contacto en las aulas, así sea de forma semi presencial, sin estas medidas se estaría atentando contra el derecho a la  vida, ya que para el reinicio de las actividades escolares en el mes de septiembre, no estará la mayor parte de la población vacunada, tomando en cuenta el escaso avance de la inmunización en el país.

Por ello, una vez más desde el Observatorio de Educación se hizo un llamado urgente, a fin de que se inicie un plan serio de recuperación de las  infraestructuras y brindar la seguridad a la población para ofrecer  educación de calidad como base fundamental del desarrollo del país, ya que el colapso de la educación venezolana y de su infraestructura es una responsabilidad absoluta del Estado.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar