DeportesEfeméridesEspecialesFalcón

Lucas Borregales , apoyar a los muchachos es fundamental

Gloria del deporte venezolano, joven padre de 4 hijos, entre ellos una bebé de una semana de nacida; asegura que siempre hay tiempo para trabajar, entrenar y compartir con los hijos.


El campeón mundial de sambo (2001), medallista de Juegos Panamericanos, Suramericanos, Nacionales e innumerables campeonatos, Lucas Alberto Borregales Arias se define como buen papá, que adora a sus cuatro hijos, (tres hembras y un barón) les inculca valores y la importancia de estudiar y entrenar deportes.

Comenta que es importante contar con un buen padre, como el de él, que además de apoyarlo en su pasión por el deporte, le insistió que estudiara una carrera. Lucas Borregales además de destacado atleta es ingeniero mecánico, egresado de la Unefm, en 2010.

Se estrenó como padre a los 23 años, y le gustó tanto ese rol, que hasta ahora cuenta 4 hijos. La mayor es Neilys , de14 años, Lucas Ricardo de 12; Lucía Valentina de 10, y la menor Luciana, de una semana de nacida.

Durante la Pandemia de Covid-19 se ha mantenido resguardado en casa, con su familia, solo sale a hacer diligencias necesarias; hasta entrena en casa, y eso ha sido buen ejemplo para sus hijos.

Con orgullo dice que apoya a sus hijos, ya que durante la Cuarentena las maestras y profesores envían mucha tarea. “trato de inculcarles buenas costumbres, el amor a los estudios y el deporte”, expresa Lucas.

Opina también “el encierro ha sido fuerte, pero la salud es lo primero”. En su casa habilitó el garaje para entrenar, y le explica a su esposa y sus hijos que si se mantienen en forma, afrontarán mejor el virus, si es que llega.

Le recomienda a los padres que mantengan una relación de amistad contante con los muchachos, así se fijan valores como el respeto a todos, sobre todo a los mayores, la confianza, la consideración, solidaridad y hermandad.

“Le propongo a los padre del mundo que estén muy pendientes de todo los que hagan sus hijos, que los respeten y los apoyen en sus desiciones”.

Lucas opina que ahora hay más confianza entre los padres y los hijos, pero no deben delegar el rol de la educación a las redes sociales; deben limitar el tiempo y supervisar lo que hacen los niños y adolescentes con los celulares y en internet.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar