EspecialesSalud

Papá, sé héroe, no verdugo

Desde el punto de vista del amor propio, lo mejor que puede sucederle a cualquier persona es haber sido amado de manera incondicional por el padre, pues la seguridad y estabilidad en su forma de ser se evidencian cuando esto sucede.


La figura paterna se ha cuestionado en los últimos años por los cambios y reconfiguración de parejas, roles masculino y femenino, familia y sociedad.

En el pasado, el padre era pensado solo como un proveedor, que podía, o no, estar con sus hijos. El rol del padre es fundamental en la formación del ser humano, desde la fecundación, pues no estaríamos en esta vida sin su aporte biológico. Pero también lo es durante todo el trayecto de vida, por las implicaciones cognitivas, emocionales y de interacción que se generan por su participación en la crianza de los hijos.

El padre actualmente tiene la principal figura de “apego secundario”, dice la psicóloga clínica Franliz Abreu Díaz, quien agrega que es papá quien va a generar en el bebé el aprendizaje de contraste a la presencia de mamá y va a promover una mejor adaptación de la criatura al entorno después del nacimiento: “Se establece como el principal apoyo emocional y de la cotidianidad para la madre, así como protector de su bebé, de su hogar. El hombre que se sienta de esta manera, se consagra, se siente en plenitud biopsicosocial, lo cual fortalece su autoestima”.

EJEMPLO: Un buen padre permite adquirir mayor autonomía e independencia en los hijos.

—¿Qué atributos tiene la figura de papá cuando los niños están creciendo?

—Adquiere atributos adicionales, en la formación de la personalidad de los niños, dependiendo de la seguridad, destreza y habilidades cognitivas y sociales que despliegue el padre junto a sus hijos cuando modela su comportamiento.

Papá muestra a través del juego y la socialización flexibilidad y adaptación, para que el niño o niña se relacione con el mundo. Asimismo, le enseña estrategias para enfrentar y resolver los problemas y así se va generando la construcción de su propia identidad.

»En este orden de ideas, el padre es quien va a generar una mejor identificación sexual en los niños, pues es contraste con la madre y eso muestra fácilmente la diferenciación entre lo femenino y lo masculino físicamente hablando.

¿Cómo influye el padre en las habilidades de socialización?

—La presencia del padre, contribuye a la comprensión de su hijo(a) respecto a la manera de relacionarse con otros, entendiendo que lo importante es el desarrollo del respeto, la confianza y la autonomía en estas relaciones las cuales irán cambiando a lo largo del tiempo y que esto es natural aceptarlo.

El padre, adolescencia y personalidad

El padre es plena adolescencia, influye en sus hijos, puesto que promueve la cristalización en la manera de resolver sus problemas, en el afianzamiento de supersonalidad y en la elección de su orientación y ejecución sexual.

»Mientras más cercano se hace a sus hijos hay reciprocidad afectiva, así como pueden probar que tan autónomos y preparados estén para asumir la vida como adultos, por la exploración de espacios y contextos más complicados y el asumir retos.

»A través del padre, los hijos aprenden a querer a la mujer: los varones a desearla y las mujeres a desearse. Y es precisamente el padre quien selecciona los elementos para cortejar y seducir. Es papá quien enseña a sus hijos como amar y respetar a la figura femenina del hogar, con expresiones positivas, gestos y grados hacia la madre.

Padre imperfecto

Recalca Abreu la necesidad de que cuando los hijos transitan la adolescencia, el padre se reconozca imperfecto.

“Llega un momento, durante la primera infancia y casi antes de entrar a la adolescencia que la imagen del padre está idealizada, engrandecida, vista como perfecta, como meta lejana y casi inalcanzable a seguir”.

Sin embargo, en el inicio de la adolescencia comienza a decaer, al identificar errores, debilidades y defectos de aquel padre que parecía ideal. “Esto es positivo que ocurra, ya que es fundamental hacer esa diferenciación mostrar la vulnerabilidad y lo imperfecto que es un padre. “Es necesario que papá reconozca sus debilidades, para que hijo aprenda a valorarse a sí mismo como alguien distinto, quien a su vez evidencia que el padre no es algo inalcanzable”.

Padres padres, no madres padres

¡»Cuando pensamos en padres, inmediatamente recordamos al nuestro; la relación con él, lo que aprendimos con su ejemplo, sus consejos, reafirma Abreu.

Ahí está la prueba de la importancia de su rol.

»Los padres no se sustituyen por la madre, el vínculo es completamente diferente y si hay interés en hacer una mejor relación con sus hijos, tenga en cuenta que va a preparar a sus hijos para la vida.

La sociedad y el colegio pueden preparar futuros abogados e ingenieros pero, en ningún caso, podrán transformar ni un sólo niño(a) en un ser humano pleno, futuro cónyuge satisfecho o futuro padre feliz.

Ser padre es comprender la importancia de generar un vínculo que demuestre que siempre estará disponible, que como cuidador se hace responsable de la seguridad, el cuidado y el amor de sus hijos.

COORDENADAS:

@psicofranliz

Franliz Abreu Díaz

Psicóloga mención Clínica (UCV)

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar