EspecialesFalcón

Un padre especial para dos hijos extraordinarios

 El amor de un padre  es imprescindible porque uno como padre hace todo lo posible e imposible para que los hijos estén bien.


Cuando  Michael Contreras se enteró de que su hijo menor tenía la condición asperger, en la voz de la madrina del niño, quien es psicólogo, inmediatamente se puso a trabajar junto con esta profesional para que Mathías mejorara sus habilidades de comunicación y socialización porque a él le costaba mucho hacer amistades.

A Mathías no han podido llevarlo a Caracas- como lo indicó la psicólogo- para que lo vean especialistas porque sus padres ya se venían ocupando de su hermano mayor, Miguel Ángel, quien nació con la condición de labio paladar hendido- hasta ahora le han realizado cuatro operaciones-, recién nacido le dio meningitis, la sobrevivió.

Desde que estaba en preescolar Mathías iba mucho más adelantado que sus compañeros, era el que salía mejor en los exámenes, “pero no escribía las respuestas, solo leía las preguntas de manera oral, y las contestaba de manera oral,  se ponía a llorar si lo ponían a escribir”, recuerda Contreras.

—¿Cómo llevan la situación con Matías y con su hijo mayor?

—Se hace con un proceso de aprendizaje sobre la marcha, aparte del comportamiento de Mathías, decirle a su hermano que tenga un poco más de tolerancia. Mi esposa y yo somos como el policía bueno y el policía malo, ella es el policía bueno, ella es la que conversa con ellos, tiene más paciencia, yo soy el policía malo, yo soy el que digo sí/ no.

»Mathías se involucra en el proceso de cirugías de su hermano, en su recuperación, lo hacemos partícipe.

»Mi esposa Adriana Carballo se ha metido en grupos de asperger en whatsapp, yo también he tratado de leer, de investigar un poco sobre cómo son algunos comportamientos con los cuales él a veces toma cierta conducta, hay que estar en un proceso de negociación para que él, Mathías, pueda entender ciertas cosas que pasan que ellos no comprenden muy bien.

—¿Qué tan fundamental es el amor del padre  para manejar esta doble situación?

El amor de un padre es igual de incondicional, grande e infinito, que el amor de una madre. El amor que yo siento por mis hijos es inmenso. A lo mejor hay padres que no lo expresan de forma física, yo con mis hijos sí he tratado de ser lo más cariñoso posible.

“Yo soy hijo de madre soltera, mi papá durante mi infancia estuvo ausente. Gracias a Dios tuve muchos tíos que me ayudaron en mi formación”, comenta.

»El amor de un padre, al menos en el caso de nuestra familia, es imprescindible porque uno como padre hace todo lo posible e imposible para que los hijos estén bien. Ha sido un proceso de adaptación de aprendizaje, de sacrificio, de muchísima satisfacción. Cuando Mathías tuvo su primer amiguito, para mí, como papá, fue una alegría.

»Para que Miguel Ángel fuera aceptado por los grupos de niños de aquí del edificio, me hice amigo de los niños y les expliqué: “Miguel Ángel tiene una condición en la boca, ya lo han operado tantas veces, y así los muchachos lo fueron aceptando en el grupo; y con Mathías igual, les explicaba, miren es que Mathías se puede poner a llorar porque no puede comprender las injusticias, no le digan mentiras, y así poco a poco también lo fueron aceptando, entonces todos los niñitos tantos los del grupo del Miguel Ángel como los de Mathías me conocen y se ponen a jugar conmigo, cuando he podido juego con ellos, juego futbol, béisbol, patino con ellos”. 

—¿Tienen una red de apoyo?

—En realidad la familia de mi esposa sí me ha ayudado bastante, de una manera u otra. Su hermana que vive acá en el mismo edificio; toda mi familia está en Caracas o en los Andes.

—¿Cómo aprovecha las redes sociales (la tecnología) en este proceso para buscar información, aparte de las tareas, búsqueda de medicamentos?

—Ahorita las redes sociales son una herramienta indispensable sinceramente. Las redes sociales nos han servido para tener contacto con los familiares que están fuera del país.

—¿Cómo ha llevado Matías estos tiempos de pandemia, cuarentena, quédate en casa?

—A Mathías le gusta estar mucho en la casa. Se sienta en la computadora a ver videos de la capa de ozono. Ha estado investigando la historia de Nintendo, cuándo se creó el personaje de Súper Mario Brox, todo lo que tiene que ver con Nintendo el maneja la información como si fuera un experto.

—¿Qué preguntas te hace tu hijo adolescente? Por ejemplo: ¿por qué tantas operaciones, u otras?

Nosotros desde hace tiempo le hemos explicado que él nació con labio paladar hendido, está consciente de las operaciones que se tiene que realizar para tener una conversación más fluida y hablar de manera menos nasal. Lo único que a veces me pregunta es: ¿por qué yo nací así? y yo le digo: “Bueno, hijo, porque Dios quiso que nacieras así para que te dieras cuenta que tienes unos padres que te aman mucho”.

Al momento de esta entrevista, Michael Contreras estaba reparando su carro para llevar a su hijo mayor a Cabimas, Zulia, a colocarse un aparato preoperatorio de cara a la quinta intervención quirúrgica de Miguel Ángel.

Cambio de vida

“A uno le cambia la vida de gran manera cuando se convierte en papá, todo lo que hace uno por un hijo es un proceso de aprendizaje, uno quisiera que nunca pasen trabajo, que nunca sufran, más cuando uno es papá de un niño que tiene algún tipo de condición o requerimiento especial, uno se convierte en un poco más humano, un poco más sensible. Uno mejora como ser humano y como individuo desde que se convierte en papá”.

ASPERGER

El síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista que suele ser menos grave.

Las personas que padecen este trastorno pueden tener un comportamiento social inusual y un interés profundo en algunos temas específicos.

Nombrado así en memoria de Hans Asperger.

PERFIL:

Michael Contreras, 46 años.

Ocupación: comerciante locutor, dos hijos: Miguel Ángel (13 años), Mathías Leandro (8 años).

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar