Deportes

Caos en Maracaná | Falsifican test de COVID para entrar a la final

Los 4.400 espectadores autorizados a entrar en el estadio tenían que presentar un test de laboratorio negativo, pero la Conmebol detectó «una considerable cantidad de pruebas fraudulentas»


A pocas horas de la final de la Copa América que enfrentará a las selecciones de Brasil y Argentina en Río de Janeiro la falsificación de pruebas PCR de Covid-19 entre los espectadores generó confusión en la entrada del estadio de Maracaná.

Los 4.400 espectadores autorizados a entrar en el estadio, debido a las limitaciones impuestas por la pandemia, tenían que presentar un test de laboratorio negativo, pero la Conmebol detectó “una considerable cantidad de pruebas fraudulentas” entre las personas acreditadas, tanto en la tribuna brasileña como en la argentina.

Los controles se redoblaron, y los espectadores entraban en cuentagotas, dado que la revisión de los documentos empezó a ser más exhaustivo, lo que provocó colas y aglomeraciones en la verja de entrada.

No hubo muy buena organización, me imagino que fue un caos montarlo todo en tan poco tiempo. Nos dijeron que no íbamos a poder entrar y casi nos morimos pero al final aquí estamos”, comentaba a Sputnik Ayelén Segura, una argentina residente en Búzios (a pocas horas de Río) que acudió a ver la final con dos amigos.

Como la gran mayoría de los que esperaban para entrar en el estadio, tuvieron que improvisarlo todo en el último minuto. El partido iba a celebrarse sin público, pero a última hora (ayer viernes) el ayuntamiento de Río de Janeiro autorizó un diez por ciento de ocupación en las gradas.

Rápidamente, la Conmebol autorizó el reparto de 4.400 entradas: 2.200 para aficionados brasileños y 2.200 para los argentinos. El escaso margen de tiempo y las dificultades para viajar impuestas por la pandemia hicieron que la mayoría de argentinos presentes fueran residentes en Brasil, concretamente de la turística ciudad de Búzios, prácticamente una colonia argentina.

Entre los brasileños, algunos compraron un pasaje de avión en cuestión de horas para poder estar en la final, como Yasmin Gomes, que llegó de Uberaba (estado de Minas Gerais, sureste) porque su novio forma parte de la hinchada organizada “Movimento Verde Amarelo” y consiguió un par de ingresos.

«Ha sido una locura, pero espero que valga la pena. Confío en un gol de Neymar por lo menos”,

comentó a esta agencia.

Según la organización, el uso de máscaras será obligatorio en las gradas, así como respetar una distancia física de dos metros. Aún así, en la cola para entrar al estadio muchos aficionados no usaban la debida protección facial y se amontonaban cuerpo a cuerpo para lograr ser los primeros en entrar.

El ambiente en los alrededores del estadio de Maracaná era totalmente atípico para una final de este calibre, muy pocas personas, algunos vecinos haciendo ejercicio y agentes de policía controlando que no hubiera aglomeraciones en algunos bares cercanos.

La Copa América 2021 termina como empezó, con improvisación (llegó a Brasil tras descartarse Colombia y Argentina como países sede) y con bastante indiferencia por parte del país anfitrión. En las últimas semanas los brasileños estaban más pendientes de lo que ocurría en la Eurocopa.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar