EspecialesFalcón

Con la música me siento en un paraíso

A Fabio Richusa le apasiona la música, la preservación del medio ambiente y el cine como séptimo arte. En el ámbito musical, lo inspiran su papá Massimo, los Beatles, los Rolling Stone y Pink Floyd.


Fabio Alessandro Richiusa Polanco tiene 11 años de edad. Es estudiante del colegio Pío XII; además, practica canto y teclado desde los cuatro años de edad. Lo de él con la música es de esos talentos y habilidades que se llevan en el ADN. Su papá, Massimo Richusa, es licenciado en Educación Musical y especialista en Musicoterapia. Sus tíos paternos también son músicos. Su hermano mayor, Massimo, es integrante del Sistema Orquesta Sinfónica Infantil del núcleo Coro.

Así pues, a  Fabio se le hizo natural el arte musical a temprana edad. Ya es ayudante en la Academia de Música Massimo Richiusa. Allí está desarrollando todo su potencial como músico y cantante.

A Fabio le apasiona la música, la preservación del medio ambiente y el cine como séptimo arte. En el ámbito musical, admira y lo inspiran su papá Massimo, los Beatles, los Rolling Stone y Pink Floyd.

INTEGRADO: Es ayudante en la Academia de Música Massimo Richiusa, que funciona en el parcelamiento Santa Ana de Coro.

En el cine, sus películas favoritas son Juego de gemelas, Mini espías y Volver al futuro.

Se ve en el futuro graduado de arquitecto, viajando por todo el mundo, en un programa de corte turístico, porque Fabio quiere ser, además, periodista y conservacionista: “Viajando por el mundo, en el tema de la arquitectura, ir a edificios famosos; eso sería como ser un turista, ¿verdad?”. Es un investigador de edificios famosos. Ahorita está interesado en uno que se llama la Torre del Rey,  actualmente en construcción en Arabia Saudita.

—Fabio, ¿cómo te han ayudado las artes a sobrellevar la pandemia?

—Hace una semana entré en vacaciones escolares. Aparte de estudiar en el colegio, paso rato con mis animales, investigo en la computadora y en mi teléfono, y “a veces salgo con prudencia por la pandemia”.

»Cuando se va la electricidad, mi papá se trae siempre del primer piso su guitarra acústica, se pone a tocar sus canciones y yo en ese momento me siento en un paraíso. Yo acompaño a mi papá a tocar el teclado de vez en cuando.

El papá de Fabio, Massimo Richusa, abrió en Coro el programa ExpresArte para  atender a niños y adolescentes con el objetivo  de brindarles herramientas útiles para el desarrollo emocional y afectivo alterado por la pandemia. En estos días están inscribiendo para el plan vacacional musical ExpresArte, que inicia el sábado 31 de julio. 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar