Especiales

La hiperconectividad limita el desarrollo muscular y social del niño

El uso de la tecnología por parte de los niños en el hogar debe controlarse para garantizar el desarrollo de sus habilidades motrices, sociales e intelectuales, exhorta la psicólogo Soraily Maldonado.


Los más pequeños de la casa también se han visto afectados por los cambios bruscos que la pandemia del coronavirus trajo consigo. Debido al confinamiento, los niños y adolescentes se vieron obligados a limitar el contacto social y pasaron de una interacción personal a una online.

La psicólogo con Maestría en Psicología Clínica, Soraily Maldonado, explica que “así como la pandemia ha generado cambios en los adultos, también ha provocado cambios en los más pequeños y si no sabemos mantener un control sobre esta situación, las consecuencias pueden ser negativas”.

Soraily Maldonado: “Como todo en exceso la tecnología puede ser dañina para el niño, por eso hay que controlarle el horario y el uso que le da”.

—¿Por qué lo dice?

—Ahora tenemos niños hiperconectados con las pantallas de celulares, tablet, o computadoras, lo cual afecta su calidad de vida porque el sedentarismo puede proporcionar una mayor tendencia a la obesidad y no solamente afecta la salud física, sino que también limita el desarrollo de habilidades sociales como interactuar con pares y el poder conocer las emociones del otro, el sentido del perdón, de la asertividad, de ser empático, todo eso se va perdiendo con el uso de estas pantallas.

»Asimismo, esto puede generar una limitación al desarrollo muscular que también es importante a nivel psicológico, porque más adelante cuando estos niños salen de su casa y se consiguen con los retos del mundo real, se pueden ver limitados al no saber cómo interactuar o no se sienten seguros a la hora de correr por ejemplo y si bien no pasa en todos los casos, es un factor predisponente que puede llevar a la adicción; hay niños que si no tienen una herramienta tecnológica en la mano comienzan a sentirse aburridos, ansiosos y muchas veces hasta deprimidos en el caso de a quienes en algún momento les han quitado el celular o la tablet, y  comienzan a caer en ese estado depresivo cuando no tienen bien desarrollada su autoestima.

—¿Cómo limitarle el uso de la tecnología a los niños cuando los adultos tampoco sueltan los teléfonos?

—Ciertamente es inevitable que los niños desde muy pequeños tengan ese contacto con la tecnología porque ven a los adultos con un teléfono en la mano, pero hay que tratar de evitar que ellos tengan ese acceso tan inmediato y tan constante, y en caso de que sea así, que los utilicen para juegos que de alguna forma sean educativos, no de contenido bélico o que no proporcionan algo constructivo para su formación. Por otro lado, hay que ser conscientes de que muchas veces los adultos utilizan la tecnología como una vía de escape porque no saben cómo controlar a sus hijos ante una papeleta o no saben qué ponerlos a hacer mientras están trabajando o cocinando en casa.

¿Cómo disciplinar su uso?

—El uso de las redes sociales o de las pantallas está recomendado máximo dos horas diarias y esto es para niños más grandes y adolescentes, cuando son más pequeños debe reducirse su uso entre media hora a una hora y si este tiempo es fraccionado mejor; por ejemplo, utilizar media hora en la mañana para un juego y 15 minutos más tarde para ver una comiquita, de esta forma evitamos el sedentarismo, la adicción y por otra parte, que desarrolle enfermedades a nivel visual por ejemplo.

Maldonado destacó que antes de la pandemia, la tecnología ya resultaba atractiva para esta población considerando todos los juegos, las aplicaciones, música y videos que les permite descargar en sus dispositivos electrónicos, “pero ahora la utilizan no solo como una forma de entretenimiento en medio del encierro, sino que además es una herramienta para estudios que les permite incluso a los padres mantener contacto con los docentes, realizar investigaciones, entre otras actividades”.

Busca alternativas: No solamente con una pantalla telefónica los niños pueden entretenerse y desarrollar habilidades motrices, sociales e intelectuales en medio de la pandemia.

Si bien la tecnología es de gran ayuda y está presente en muchos aspectos de la cotidianidad, la especialista en Psicología recordó que como todo en exceso es malo, su uso descontrolado también puede ser perjudicial para el niño.

“No debemos permitir que la tecnología nos domine a nosotros, sobre todo a los niños y adolescentes que están en proceso de desarrollo y crecimiento”, sostuvo.

De aquí la necesidad de disciplinar su uso, “sobre todo estar pendiente en el contenido porque de repente pueden estar viendo una comiquita y de repente sale una propaganda con un contenido inapropiado para su edad, por eso es importante que haya orientación y supervisión constante de los adultos en el uso de estos equipos”, exhortó.


Recomendaciones:

-Establece un horario. Así como debe haber un horario para los estudios, también debe haberlo para el uso de la tecnología en la casa.

-Enséñale otras actividades con las que también puede entretenerse, colaborar y desarrollar habilidades motrices, sociales e intelectuales dentro del hogar.

.

Etiquetas

Anailys Vargas

Periodista y Msc. en Gerencia de RRHH. Actualmente, editora de la versión impresa y digital del diario Nuevo Día.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar