Sucesos

Denuncia “juicio amañado” que sentenció a su padre a 26 años

José Gregorio fue llevado al Cicpc para ser entrevistado por una denuncia en su contra formulada por Leosmerys Pineda, su anterior pareja sentimental.

El sábado 17 de julio le dictaron sentencia. José Gregorio Hernández Salas, quien permanece detenido desde el 16 de abril del 2020 en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) fue condenado a 26 años de prisión por presunta violación y penetración continuada contra una niña de 10 años, delito que su hija Karol Gutiérrez argumenta que nunca ocurrió y como tal, no se comprobó en el proceso judicial.
Profesor de deportes con años de instructor en escuelas de beisbol menor, José Gregorio, residente de Las Calderas, municipio Colina, fue llevado al Cicpc para ser entrevistado por una denuncia en su contra formulada por Leosmerys Pineda, su anterior pareja sentimental. “Quedó preso desde entonces”, recuerda Karol quien refiere que temía por su padre debido a que la denunciante había advertido que se atuviera a las consecuencia por no haberle dado 300 dólares que requería para irse del país.

Irregularidades y evacuación irregular de pruebas
Según Karol Gutiérrez, a la niña no se le hizo prueba anticipada y según ella, el examen forense tampoco arrojó nada; sin embargo, tocaba esperar los 45 días de la fase de investigación en el curso de los cuales la denunciante se fue a Ecuador aparentemente porque no quería someter a su hija a un proceso judicial. Se ratificó la privativa de libertad y José Gregorio continuó confinado en el Cicpc, en tanto la denunciante estaba en el exilio.
Refiere Karol que durante el proceso contra su padre se violaron lo dispuesto en el artículo 315 del Código Orgánico Procesal Penal, no hubo prueba anticipada como establece el artículo 289, también se violentó el 369 de la preliminar, 315 de la apertura de juicio, también irregularidades en el artículo 316 respecto a las citaciones a la supuesta víctima que no compareció a las dos primeras.

Le prohibieron un defensor privado
Otras irregularidades denunciadas por Karol Gutiérrez es que, habiendo asignado defensor privado, en el curso del proceso le pusieron trabas y emplazaron a que designara un defensor público para que el proceso transcurriera con celeridad. Afirma que el juez, doctor Argenis Zavala, cierto día que estaba trotando por Las Calderas y emplazado por familiares de José Gregorio, les pidió cambiar a defensores públicos y que pasaran a su despacho con un pendrive a buscar un formato sobre los fundamentos del escrito.
Según Karol, la niña de 10 años que en la causa figura como presunta víctima, en el interrogatorio negó que José Gregorio la hubiese violado y por el contrario, sindicaba a otro familiar de actos lascivos, contradiciendo la denuncia que formuló Leosmerys quien en la sede del Cicpc, antes de formular la denuncia en su momento, habría persuadido a la niña de que afirmaba que había sido violada, y que de lo contrario, le daría una paliza al llegar a casa. De esto, Karol dice tener hasta tres testigos.

Apelarán sentencia
“Este fue un juicio amañado, con muchos vicios”, denunció este jueves Karol Gutiérrez quien sostiene que en el mismo tienen cuotas de responsabilidades las abogadas Karina González y Cecilia Hansen, y la ex pareja de su papá Leosmerys, quien orientada por un funcionario allegado, “inventó toda una patraña” para que José Gregorio, actualmente de 65 años de edad, fuese sentenciado a 26 años de prisión, condena que apelarán en lo que apunta a ser una cruzada para que el juicio se restituya desde cero con una juez o juez diferente.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar